Viñetas desde o Atlántico inicia su andadura más extraña con la mirada puesta en lo infantil y juvenil

Miguelanxo Prado inauguró ayer Viñetas desde o Atlántico con una visita al Kiosco Alfonso | Patricia g. fraga
|

El de ayer era un día de cierto optimismo gracias a la inauguración del salón internacional del cómic, Viñetas desde o Atlántico, que ayer comenzó su andadura más extraña, con menos días para su celebración y menos aforo, pero con las mismas ganas de siempre.

El director del certamen, Miguelanxo Prado, mostraba ayer su satisfacción de poder arrancar, aunque matizaba que “hai que asumir un factor de azar ou de risco”, haciendo referencia a las evaluaciones de las medidas sanitarias que se llevarán a cabo en los próximos días y que “poderían cambiar” el devenir del salón.

Prado destacaba ayer el sacrificio de los libreros que formarán parte de Viñetas, ya que, a pesar de la situación “moi delicada” que están pasando y que aunque existe la posibilidad “de que en calquera momento teñamos que baixar a persiana e marchar para a casa”, han querido ser partícipes de esta edición número 23.

Una edición con la que se trata de homenajear a un tipo de historietas muy concretas, las dedicadas al público infantil y juvenil. Para ello, además de las múltiples exposiciones, Viñetas desde o Atlántico contará con la presencia de Xulia Vicente, Agustín Ferrer Casas y Enrique Vegas. Las obras de Vicente y Vegas, junto a las del artista italiano Alessandro Barbucci y las de Pau, se podrán ver en el Kiosco Alfonso, mientras que las de Ferrer se mostrarán en María Pita. Además, Viñetas se convierte en el primer salón del cómic a nivel nacional en poder celebrarse tras el inicio de la crisis sanitaria.

Rúa da BD y charlas

Tal y como ya ocurre con las ferias del libro o con Mostrart, Viñetas desde o Atlántico podrá contar también con la presencia de los stands de librerías y editoriales en la ya conocida Rúa da BD, que se instalará en los jardines de Méndez Núñez.

Serán unos 40 stands, tal y como explica Prado, con un rediseño del espacio, “cun percorrido lineal”, que permitirá tener organizados los flujos de visitantes, así como respetar la distancia social.

También habrá charlas de los invitados, la primera será Vicente, el viernes a las 19.30 horas, mientras que el sábado será el turno de Ferrer y de Vegas, a las 18.15 y a las 19.30 horas, respectivamente.

Las charlas contarán con un aforo reducido, de unas 20 personas, tal y como explica Prado, algo que será un “baixón” porque se perderá la “efervescencia” que rodeaba a estas conferencias, pero que será el único modo de poder celebrarlas.

También habrá sesiones de firmas el sábado por la mañana, pero Prado indica que serán muy estrictos, tanto en los horarios como en las medidas sanitarias y de seguridad. l

Viñetas desde o Atlántico inicia su andadura más extraña con la mirada puesta en lo infantil y juvenil