El acusado de darle un cabezazo a un compañero de trabajo alega que le golpeó “por instinto”

|

El Ideal Gallego-2011-06-22-008-b321ca41

  redacción>a Coruña

  Ni mantenían malas relaciones ni habían sufrido ningún enfrentamiento. El hombre llevado a juicio ayer por el cabezazo que propinó a un compañero de trabajo en la cara hace cerca de tres años explicó al tribunal de la Audiencia Provincial que si agredió al trabajador que le lleva a juicio fue “por instinto” y por defender a otro empleado de las mofas del denunciante.
Por el golpe que le propinó en la cara, se enfrenta a una petición de condena que cuatro años de cárcel y 22.000 euros ya que, según entiende la Fiscalía, el golpe le provocó al herido una reacción depresiva de la que tardó un año en reponerse, además de la rotura de un diente.

Con la mano > Según la versión del procesado, la agresión tuvo lugar cuando la víctima comenzó a mofarse de un compañero al que se le acababa el contrato se rió d él y le despidió con la mano a modo de burla, así que le recriminó su comportamiento: “Le golpeé por instinto, sin querer hacerle daño”.
Su reacción solo puede explicarla el acusado por un medicamento que toma para la epilepsia, pero, si bien afirma que el fármaco le provocaba reacciones extrañas, el fiscal le replicó ayer que la descoordinación física solo se da en uno de cada mil pacientes.
Por su parte, la víctima asegura que si hizo el gesto de adiós con la mano fue para responder al saludo de otro trabajador.


 

El acusado de darle un cabezazo a un compañero de trabajo alega que le golpeó “por instinto”