El Gordo cae en A Coruña por partida doble y deja 1.600.000 euros a repartir entre cuatro afortunados

El Ideal Gallego-2018-12-23-022-d6bbe32b
|

A medida que avanzaba el Sorteo Extraordinario de Navidad había cierto temor a que la suerte se mostrara esquiva con A Coruña pero el tardío Gordo de este año dio la sorpresa en las administraciones de La Favorita y la Meiga Dourada, en donde al cierre de esta edición se había estimado la venta de cuatro décimos ganadores en total. Es decir, en la ciudad se quedaron 1.600.000 euros.

Estrella del Mar Erias no se lo esperaba para nada. Lotera de trayectoria reciente ayer afrontaba con ilusión el sorteo del Gordo, esperando que algo cayese entre sus clientes, pero su sorpresa fue mayúscula cuando el trébol de cuatro hojas se posó sobre su establecimiento más que sobre ningún otro en el municipio. En su administración del número 110 de Juan Flórez (Meiga Dourada), en donde conviven las apuestas con los dulces, se mostró tímida cuando aparecieron un montón de medios de comunicación para felicitarla por dar un cuatro premio, pero avisaba de que todavía tenía tiempo para entregar el premio principal y de que era posible que los fotógrafos tuviesen que volver por allí. 

Dicho y hecho. Poco tiempo después sacaba el champán para brindar a las puertas del negocio porque el 03347 –un número bajo pero con cifras fetiche para muchos coruñeses como el 3 o el 7– le trajo suerte. Muy nerviosa, Erias acertó a comentar que había despachado dos décimos de terminal, es decir, 800.000 euros. 

Arropada por su familia, la portadora de la suerte aseguró que estaba “muy contenta” a la par que “nerviosa” por tanto revuelo. En todo caso, se mostró esperanzada en que esta publicidad lleve más clientes a una oficina que solo hace décimos de máquina, aunque en estos tres años que lleva al frente del local no le ha ido mal. Eso sí, los de ayer fueron sus primeros premios.

Un destino especial
Una trayectoria distinta tienen las hermanas García, que desde La Favorita (en el número 17 de Concepción Arenal) son de esas administraciones de toda la vida que acumulan colas y más colas a sus puertas en las semanas previas a este tradicional sorteo. 

A pesar de que no son nuevas en esto de llevar dinero a las casas de los coruñeses –ya sea en la propia Lotería Nacional o en otras apuestas del Estado– Mari y Ana García hablaban con la alegría por las nubes porque era “la primera vez que daban El Gordo”. 
Aunque era posible que hubiesen repartido hasta tres boletos, lo más probable es que fueran otros dos con un montante de 400.000 euros cada uno. Esta noticia fue una de las mejores que pudieron recibir para celebrar los 60 años de un despacho que montó su padre y que hoy sigue siendo un negocio familiar con muchos clientes habituales. 

De hecho, Ana García sospechaba que el número agraciado sacado por máquina se había ido al bolsillo de personas conocidas. Su memoria no le falló porque horas después dos personas la llamaron llorando de emoción por este regalo de Navidad y el llanto fue contagioso. Tanto como cuando hace años dejaron una lluvia de millones con un segundo premio en la refinería de Repsol o como en sucesivas convocatorias han ido entregando.

Mientras repasaban algunas de las terminaciones que también tenían premio como las de los números que se llevaron el Bar Piña y la peña madridista de Burela, los curiosos entraban a preguntar. Lo mismo que en Juan Flórez, en una mañana bañada por las burbujas.

El Gordo cae en A Coruña por partida doble y deja 1.600.000 euros a repartir entre cuatro afortunados