“La semana que viene habrá una reunión y mi intención es quedarme ”

El jugador holandés volvió a marcar, al igual que en la victoria ante el Sporting y ante el Sevilla quintana
|



El Deportivo y los agentes de Ryan Babel se reunirán la semana que viene para tratar la ampliación de su contrato, como adelantó este diario. El delantero tulipán termina su acuerdo con el conjunto blanquiazul el próximo 31 de diciembre y desde el club quieren mover ficha y ampliar su continuidad.
Un deseo, el de que siga vistiendo la elástica deportivista, que ha expresado no solo el propio Gaizka Garitano, sino también el resto de sus compañeros. El propio jugador aseguró ayer en su comparecencia ante los medios de comunicación que le gustaría seguir: “La intención es quedarme”. Se mostró, no obstante, esquivo a la hora de adelantar si la idea es prolongar su vinculación con el Deportivo más allá del 30 de junio de 2017.
Babel fue el que rehusó, cuando fichó por el equipo, firmar hasta final de temporada, fijando el 31 de diciembre como tope. Sus buenas sensaciones y los galones que está adquiriendo en el equipo blanquiazul pueden ser claves para que se decida a proseguir en el conjunto herculino.
Un Deportivo que volvió a ganar después de más de dos meses (1 de octubre, ante el Sporting de Gijón) y de nuevo el holandés fue el autor de uno de los tantos del triunfo. Una abultada victoria ante la Real Sociedad para la que el equipo estaba muy mentalizado. “Sabíamos que teníamos que ganar, todo el mundo estaba preparado, enfocados en el partido y por fin conseguimos un buen resultado”, indicó el futbolista holandés.
Un marcador favorable que llevaban semanas rondando los blanquiazules. Y es que para Babel, la clave era la mala fortuna que estaban teniendo. “Tuvimos mala suerte, es una de las opiniones (que había en el vestuario), pero trabajamos duro para revertir los resultados y lo conseguimos este lunes”, recalcó.
Bajo su punto de vista, no hubo mucha diferencia entre lo que hicieron en la previa del conjunto txuri-urdin y el trabajo que estaban desarrollando las semanas anteriores tanto en Abegondo como en Riazor.
“Trabajamos duro cada partido, realizamos el mismo esfuerzo, el mismo entrenamiento”, reseñó el futbolista holandés y matizó que “el trabajo va a seguir siendo el mismo” y que ahora solo esperan que “los resultados se vayan dando”.
Un triunfo que acabó con una dinámica de seis encuentros seguidos sin ganar y tres derrotas consecutivas (dos en Liga y una en Copa del Rey). Números malos que Babel admite que no habían conseguido hacer mella en la moral del equipo. “No había frustraciones, ni miedo ni ansias en el vestuario. Todo el mundo estaba con confianza y máxima preparación”, aseveró.
Para Gaizka Garitano, y así lo había reconocido en la previa, solo había un resultado posible: la victoria. Tampoco contemplaba otro escenario Tito Fernández, que preguntado sobre la continuidad del técnico vasco en el caso de que no lograse los tres puntos ante el equipo de Eusebio Sacristán afirmaba que solo veía posible el triunfo.
Garitano estaba en el ojo del huracán y la celebración de varios jugadores abrazándose con él fue bastante significativa. No obstante, Babel considera que la derrota ante el equipo donostiarra no habría cambiado la situación del preparador. “No creo que fuera a influir (perder) en el entrenador. La principal preocupación era ganar el partido para dar una alegría a la afición, al club y a nosotros mismos, incluido el técnico”, comentó.
Garitano reconoció en una reciente entrevista a este diario que Babel había llegado en una condición física “precaria” pero que ya estaba a buen nivel. También está “satisfecho” en este aspecto el propio atacante e indicó que ahora quiere centrarse “en los pequeños detalles” para alcanzar el nivel físico que considera que debe tener.
Su satisfactoria vuelta al fútbol europeo le reafirma en que aún tiene mucho fútbol que aportar: “Tengo confianza en que es posible, pero esto es fútbol y puede pasar cualquier cosa”.
Babel ya sabe lo que es ganar en el Bernabéu, pues en octavos de final de Champions en la
2009-10 se impuso con el Liverpool (0-1) “con un cabezazo de Benayoun” y a la vuelta ganó 4-0 en Anfield. Asevera que jugar “ante equipos grandes” siempre es “un reto” que exigirá “estar al nivel más alto para sacar un buen resultado”.

“La semana que viene habrá una reunión y mi intención es quedarme ”