El Gobierno ruso denuncia que en Alepo hay fosas con decenas de cuerpos de personas torturadas

Una niña siria juega cerca de los escombros de unos edificios, en Alepo REUTERS/Khalil Ashawi
|

El Ministerio de Defensa de Rusia aseguró que sus militares han descubierto en Alepo fosas comunes con “decenas de cuerpos” de sirios que fueron “brutalmente torturados” antes de morir ejecutados por sus captores.
“Fueron descubiertas fosas comunes con decenas de cuerpos de los sirios que habían sido brutalmente torturados”, aseguró el general Igor Konanshenkov, portavoz del departamento que dirige Sergei Shoigú. El general afirmó que “la mayoría” de los cadáveres encontrados corresponden a personas que “murieron de un disparo en la cabeza” y alertó de que “en muchos cadáveres faltan fragmentos” de los cuerpos.
La declaración del general portavoz del Ministerio de Defensa ruso llega después de que el régimen sirio, apoyado por las Fuerzas Armadas rusas, haya logrado hacerse con el control de todo el este de Alepo, tras la retirada de los civiles y los combatientes rebeldes.
Por otro lado, el presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbayev, aseguró ayer que Astaná está preparada para acoger las conversaciones multilaterales sobre la guerra de Siria.
“Kazajistán está listo para acoger a todas las partes en Astaná”, afirmó el presidente kazajo, durante una visita a San Petersburgo, donde se reunió con el mandatario ruso, Vladimir Putin. Este aseguró el viernes que Rusia, Irán, Turquía y el presidente sirio, Bashar al Asad, habían acordado que la capital kazaja acogería las nuevas negociaciones de paz.
El mandatario ruso también aseguró la semana pasada que el siguiente paso en Siria sería alcanzar un alto el fuego a nivel nacional.
Mientras, un total de 226 milicianos del Estado Islámico fueron “neutralizados” en las últimas operaciones desarrolladas por las Fuerzas Armadas turcas en el norte de Siria en el marco de la ofensiva para tomar la localidad de Al Bab, según informó Ibrahim Kalin, un portavoz de la Presidencia turca.

El Gobierno ruso denuncia que en Alepo hay fosas con decenas de cuerpos de personas torturadas