Los hijos aún no nacidos contarán como miembros de la familia para las ayudas

Do Campo y Abella conversan antes de una rueda de prensa susy suárez
|

  Las mujeres embarazadas podrán contar a sus hijos concebidos pero aún no nacidos como miembros de la unidad familiar a la hora de acceder a las ayudas de la Xunta para el acceso a vivienda.

Así lo anunció ayer la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella, en respuesta a una pregunta del PPdeG en la comisión de Sanidade del Parlamento gallego, donde informó también de que antes de finales de año la Xunta prevé elabora una guía de recursos de apoyo a las mujeres embarazadas.

Entre esas medidas, Abella especificó una modificación del decreto de ayudas públicas para “incluir a los hijos e hijas concebidos nascituros como miembros de la unidad familiar”, por lo que se les tendrá en cuenta a la hora de determinar el tipo y contenido de las subvenciones.

Esto supone “la valoración de la vida en formación” como un miembro más de la familia, especificó.

La Xunta pretende modificar el decreto 402/2009 del 22 de octubre en este sentido para que los hijos aún no nacidos computen “a efectos de aplicación del coeficiente multiplicativo corrector” previsto en la ley.

 “Muy interesante” > La parlamentaria del PPdeG Rosa Oubiña destacó como “muy interesante” esta medida de “tener en cuenta al no nacido” como miembro de la unidad familiar porque la considera fundamental a la hora de mantener la independencia de las mujeres que quieran ser madres para que “esto no sea un lastre”.

Esta medida se inscribe en el plan integral de apoyo a la mujer embarazada 2012-2014, aprobado por el Ejecutivo autonómico el pasado mes de enero, en cumplimiento de la ley del mismo nombre, aprobada por el Parlamento gallego tras una iniciativa legislativa del grupo popular impulsada por la asociación antiabortista Red Madre, vinculada al proeclesiástico Foro de la Familia.

 Esto supone “la valoración de la vida en formación” como un miembro más de la familia, según la Xunta



Postura partidista > La secretaria xeral lamentó que, para la aprobación de la ley de apoyo a la mujer embarazada, el PPdeG “se quedó solo” a la hora de evaluar este tipo de situaciones “para la mujer y la igualdad”, mientras que otros partidos los utilizan “de manera partidaria”.

“Muchas veces, demasiadas, el PPdeG y la Xunta se han visto atacados por apoyar a la mujeres que libremente deciden tomar una decisión”, aseguró López Abella.

Entre las 49 medidas del plan integral de apoyo a la mujer embarazada también figura la preferencia de los ayuntamientos y otras instituciones de carácter público en la compra o alquiler de locales propiedad del Instituto Galego de Vivenda y suelo destinados a guarderías.

Además, las mujeres que hayan dejado su puesto de trabajo por la imposibilidad de compaginar la vida familiar y laboral tendrán “prioridad” para acceder a ayudas para fomento de la empleabilidad y del empleo femenino, del programa Emega, dijo la responsable autonómica de Igualdade.

 Conciliación > El citado programa también incluirá este año una nueva línea, Emega Concilia, para apoyar de manera especial a mujeres con hijos e hijas menores de tres años.

López Abella explicó asimismo que el plan se caracteriza por “dar prioridad a las gestante en las ayudas de carácter social”, así como prestar atención específica a los colectivos más desfavorecidos o con mayores dificultades “para llevar el embarazo a buen término”.

De esta forma, dijo que consta de ocho áreas y 49 medidas, de las que 19 se centran en información; trece en prioridades para acceder a las prestaciones y ayudas públicas, y tres para asistencia específica a gestantes menores de edad, el mismo número que para las que están cursando estudios.

También hay cuatro medidas para apoyar a mujeres gestantes con discapacidad; dos para inmigrantes; así como dos para integración y tres para red de apoyo a la mujer embarazada, según informó.

Los hijos aún no nacidos contarán como miembros de la familia para las ayudas