La junta de Gobierno aprueba la norma de mercados sin explicarla a los placeros

El Ideal Gallego-2016-02-03-006-a35bd8ce
|

Dejando a un lado el protocolo pactado con los placeros, la junta de Gobierno aprobó ayer la nueva ordenanza que regulará los mercados municipales. Pese a la promesa del concejal de Empleo y Economía Social, Alberto Lema, de facilitarles el borrador definitivo para que diesen su visto bueno y tras una nota de prensa que causó intranquilidad entre los afectados cuyo contenido el edil achacó a un error, el Ejecutivo local acordó someter a aprobación el texto en el próximo pleno. Por su parte, los concesionarios se negaron a apoyar un documento que no tuvieron oportunidad de revisar y denunciaron que el Ayuntamiento discriminará de forma positiva a los vendedores ambulantes.
El edil responsable del área de Mercados, Alberto Lema, anunció ayer el respaldo de la junta de Gobierno a la nueva norma que dirigirá la gestión de las plazas. El representante destacó que esta ordenanza fue “consensuada con sector”, así como con los grupos de la oposición. Sin embargo, contra todo pronóstico, el documento ha superado la primera criba para validarse sin contar con los primeros interesados. Al menos así lo denunciaron ayer los placeros, que aseguraron que en la noche del lunes recibieron un aviso de que se les haría llegar el borrador para su posterior presentación pública ayer. 
Sin embargo, fuentes de las asociaciones de vendedores aclararon que al final no tuvieron acceso al texto definitivo para ver si el Ejecutivo había incluido sus reivindicaciones. 
Tanto los presidentes de San Agustín como de Elviña enviaron sendos correos electrónicos protestando por las formas y asegurando que no apoyarían el texto sin verlo antes. El colectivo a nivel global no acaba de fiarse de la redacción que haya podido quedar dado que analizaron conjuntamente “tres borradores sobre los que hubo corregir sobre cosas que ya se habían modificado”. 
Por ello dudan de que todo vaya como ellos habían pactado y les extraña que, en contra de lo comprometido, no se les facilite la lectura del articulado. Además, después de que el domingo pasado desde María Pita se emitiese una nota de prensa en la que se recogían novedades de la ordenanza que no eran las acordadas y la posterior justificación de Lema aludiendo a un error, los afectados mostraron un gran enfado. 
Tras intentar ponerse en contacto con el departamento de Mercados esperarán unos días para decidir qué medidas tomar. En cualquier caso, el edil avisó en su rueda de prensa de que tras una hipotética aprobación en el pleno “existe un prazo de 30 días para propoñer emendas”.

puntos polémicos
Al entrar en materia, Lema destacó que su departamento apuesta “porque o que prime sexa o dereito público polo que, nas novas prazas que se saquen a concurso, admitiremos a figura da transmisión, pero non á do traspaso, como ata agora”.
Respecto a los vendedores llamados ambulantes, que carecen de título, esta les será entregado para ser “concesionarios de pleno dereito”. “Neste suposto, o concello autorizaba a ocupación e uso por un período de 24 meses. Na práctica, o uso desa figura foi deturpada, xa que nos atopamos con casos de concesionarios eventuais que levan máis de 20 anos na mesma ubicación”, incidió.
Estos puntos han levantado ampollas entre los ya concesionarios al entender que se les perjudica. Mientras ellos abonaron traspasos elevados, los temporales solo pagarán las tasas municipales. Así será pese a que siempre tuvieron unas cuotas mucho más elevadas por los puestos. 
“Esto es una ventaja competitiva para ellos; una amnistía en toda regla”, criticaron los comerciantes, que exigen que se les permita acogerse a la misma fórmula pese al rechazo inicial.

La junta de Gobierno aprueba la norma de mercados sin explicarla a los placeros