Los más pequeños aguardan ilusionados la llegada de los Reyes Magos cargados de regalos

El rey Melchor saluda a los niños en la tradicional cabalgata que se celebra hoy archivo

Los más pequeños se preparan ya para recibir hoy a sus majestades los Reyes Magos, que desfilarán, acompañados por sus pajes y cargados de caramelos y regalos, por cada una de las localidades españolas en las tradicionales cabalgatas que llenarán de sueños las calles de todo el país.
Llegados en barco, tren, helicóptero, a lomos de dromedarios o incluso en parapente o esquís, los Reyes Magos recorrerán mañana por la tarde las principales calles de muchas ciudades, en las que no faltará la música, el espectáculo y el colorido de las carrozas y los ropajes de los séquitos.
Desde primeras horas de la tarde, los centros de las ciudades quedarán mañana cerrados al tráfico y colapsados por miles de padres, algunos con escaleras, que aguardarán junto a sus hijos el paso de sus majestades los Reyes Magos de Oriente, aunque parece que los paraguas podrán permanecer cerrados.
Y es que el frente frío que está sacudiendo la península durante el fin de semana respetará las cabalgatas de Reyes durante la jornada de hoy, una jornada en la que está previsto que el tiempo se estabilice.
La seguridad durante el recorrido de las cabalgatas es un aspecto común que han reforzado muchas de las localidades después de que el año pasado esta jornada mágica para los más pequeños se viera ensombrecida por la muerte de un menor de 6 años en Málaga, atropellado por una carroza.
Precisamente, en varias ciudades andaluzas se ha intensificado la seguridad durante el recorrido de las cabalgatas y, en concreto, en la capital malacitana las carrozas contarán con protección perimetral con semicilindros de poliespán.
Un año más, los Reyes Magos de Oriente, además de utilizar su medio de transporte clásico –dromedarios–, aprovecharán otros medios más modernos para llegar hasta el último rincón de la geografía española y repartir juguetes, magia e ilusión entre los más pequeños.  
Incluso aprovecharán sus majestades esta ocasión para calzarse los esquís y deslizarse por las pistas invernales de la provincia de Huesca o en la estación de Sierra Nevada, en Granada. n

Los más pequeños aguardan ilusionados la llegada de los Reyes Magos cargados de regalos

Te puede interesar