La labor del equipo humano de Correos está resultando fundamental con motivo del confinamiento por el Covid-19

|

Voluntarios y voluntarias de Correos se multiplican estos días a lo largo y ancho de la geografía nacional para hacer llegar los productos de vital importancia a todos aquellos que lo necesitan; tareas como la distribución de comida en hospitales para el personal sanitario o el reparto de medicamentos en determinadas poblaciones para colectivos de riesgo. 

Se trata de actividades realizadas por personal voluntario de la plantilla, contribuyendo Correos con los vehículos y la tecnología necesaria para poder llevar a cabo la actividad.

En Cantabria, por ejemplo, están distribuyendo productos de primera necesidad a domicilio, atendiendo a una petición de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santander. Correos acude con sus vehículos a las instalaciones del Banco de Alimentos de Santander donde se preparan cajas con productos de primera necesidad  para los hogares necesitados de la ciudad. 

También en Galicia
El personal Correos se encargó del reparto de mascarillas sanitarias, confeccionadas por voluntarios, a las más de 3.000 viviendas en la localidad de Camariñas.

Las voluntarias y voluntarios de Correos, en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad coruñesa, se encargaron de distribuir más de 6.000 mascarillas a todos los hogares, para que los vecinos puedan disponer de ellas sin tener que desplazarse ni poner en riesgo su salud.

En total se han creado 15.000 mascarillas que el consistorio ha repartido entre los colectivos más vulnerables y entre los establecimientos del municipio que continúan con su actividad durante el estado de alarma como son las farmacias o los supermercados.

La iniciativa tuvo una gran acogida entre los vecinos, que agradecieron el esfuerzo del personal de Correos, que demostró una vez más su profesionalidad en un momento como el que estamos viviendo, cuando la sociedad lo necesita.

Una de las vecinas, una mujer de avanzada edad, que además vive sola, aseguró a este diario que gracias a las mascarillas recibidas puede realizar con normalidad su vida y acudir a hacer la compra de un modo seguro ya que hasta el momento no había conseguido adquirir mascarillas debido al problema de desabastecimiento que todavía se está viviendo en muchos puntos del territorio español.

Derroche de solidaridad
En Canarias, se están distribuyendo por todo el territorio insular las tres toneladas de excedente de comida almacenadas en varios establecimientos turísticos hoteleros ante el cierre temporal de la actividad.

Otra de las actuaciones prestadas por Correos es la entrega de los respiradores de emergencia que fabricados por la empresa automovilística Seat en su factoría de Martorell (Barcelona) para ayudar a paliar los efectos de la emergencia sanitaria, convirtiéndose así en el operador logístico de la compañía automovilística en esta iniciativa con el visto bueno del Ministerio de Sanidad.

Correos quiere agradecer la solidaridad de los voluntarios y se siente orgullosa de ayudar en este proyecto solidario, contribuyendo con lo mejor que tiene: el compromiso y vocación de servicio público que están demostrando cada día sus trabajadoras y trabajadores cuando la sociedad española más los necesita.

La labor del equipo humano de Correos está resultando fundamental con motivo del confinamiento por el Covid-19