Los conciertos de la playa de Riazor costaron casi el triple por espectador que los de María Pita

Miguel Bosé llenó la plaza de María Pita durante su actuación | pedro puig
|

Todos fueron con entrada gratuita como es habitual, pero el coste de los conciertos celebrados en la playa durante la primera mitad de las fiestas locales fue casi el triple que el de aquellos que tuvieron su escenario en la plaza de María Pita.
La media de coste para las actuaciones en el arenal fue de 10,75 euros si tenemos en cuenta a los cabezas de cartel y a sus más inmediatos predecesores. Mientras, los de la plaza se quedan en una media de 3,68 euros contabilizando a Miguel Bosé, Macaco y Jarabe de Palo. El caché de los artistas y el público que congregaron otorgan este resultado.
El pasado viernes se subieron al escenario de la playa de Riazor y dentro del Festival Noroeste la banda inglesa Kaiser Chiefs y Surfin’ Bichos. Los de Leeds supusieron un desembolso de 111.320 euros, según los datos aprobados en el Consejo Rector del Instituto Municipal Coruña Espectáculos (IMCE).
Justo antes había sido el turno del grupo de Albacete, con un caché de 20.500 euros. De acuerdo a los datos de asistencia facilitados por el Ayuntamiento, unas 20.000 personas se congregaron en algunos momentos de la noche. Así, la jornada salió a unos 6,6 euros por espectador.
Al día siguiente, el sábado, fue el turno de The Jesus and Mary Chain y de Iván Ferreiro. Los primeros costaron 78.650 euros, mientras que el caché del de Nigrán ascendió a 35.000 euros. De nuevo, el Gobierno local cifró la asistencia en la misma cantidad que el día anterior. Así, el coste medio fue de 5,7 euros por cada uno de los asistentes.
Ambas jornadas contaron con la presencia de otros grupos encargados de abrir las sesiones musicales en la playa de Riazor, pero sus emolumentos no alcanzaron los mil euros.

As Noites de María Pita
Los conciertos celebrados en el arenal de Riazor no fueron los más multitudinarios de la primera mitad de las fiestas municipales, un honor que recae en Miguel Bosé, quien superó con creces a las personas congregadas por Macaco y Jarabe de Palo. El coste medio de estos tres conciertos por espectador ascendió a 3,68 euros.
Miguel Bosé fue el más caro de estos artistas, con un caché de 94.000 euros, superior al que iba a llevarse hace dos años cuando la Marea Atlántica lo calificó de excesivo y optó por cancelar el concierto.
El veterano cantante abarrotó la plaza de María Pita con sus principales éxitos haciendo vibrar al público, que el Ayuntamiento cifró finalmente en 28.000 espectadores. De esta manera, el coste por espectador fue de 3,35 euros.
Más caro en este sentido resultó la actuación de Jarabe de Palo. Los 34.000 euros de caché de Pau Donés se enfrentaron a cinco mil personas en la plaza, una asistencia que se vio sensiblemente mermada por la aparición de la lluvia. Así, 6,8 euros fue el precio que se “pagó” para escuchar sus éxitos y novedades.
Finalmente, Macaco fue otro de los artistas que se subieron al escenario instalado en la plaza de María Pita durante los primeros días del mes.
El artista barcelonés hizo una demostración de sus ritmos por 38.000 euros y con los que congregó a 12.000 personas, según el Ayuntamiento, para bailar sus canciones más conocidas. Esto supone un coste de 3,1 euros, el más bajo de todos, por cada uno de los asistentes a su espectáculo repleto de energía y de sonidos alegres.

Los conciertos de la playa de Riazor costaron casi el triple por espectador que los de María Pita