Las obras del nuevo puesto de inspección de mercancía del puerto terminan esta semana

|

c.r. > a coruña
  El Puesto de Inspección Fronteriza (PIF) sito en la entrada del muelle del Este se finalizará esta semana tras casi nueve meses de obras. El centro, que sustituirá al que ahora existe en San Diego, tiene por objetivo evitar posibles colapsos en el control de los productos que llegan por mar a la ciudad, en caso de crecimiento del tráfico, aunque la realidad ha echado por tierra las previsiones y desde el inicio de la crisis los movimientos de mercancía en los muelles han bajado.
En la actualidad existen dos PIF de este tipo en A Coruña, uno de ellos, de pequeño tamaño, está situado en Calvo Sotelo y es exclusivo para el negocio de los vegetales y las frutas. Este se mantendrá tras la inauguración del nuevo centro, no así el de San Diego, que es el que actualmente se utiliza para revisar la mercancía general. El plan de la Autoridad Portuaria consiste en realizar un traslado a las nuevas instalaciones, más amplias y de mayor comodidad para los camiones. “Más moderno y operativo”, apostillan desde el Puerto.
Aunque está previsto que la construcción del inmueble se termine esta semana, todavía no hay fecha para su puesta en marcha. Fuentes portuarias explican que es necesario coordinarse con los diferentes organismos públicos que se ubicarán en el edificio para acordar su traslado. Son los servicios de aduanas y los Ministerios de Agricultura y Sanidad, además de los supervisores del control Fitosanitario y del Soivre (Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación) los que examinan los productos y cada uno deberá habilitar sus dependencias para comenzar a funcionar. Desde la Autoridad Portuaria aseguran que ya han mantenido los primeros encuentros para encauzar la entrada en servicio del nuevo PIF.

Características >
El coste de la obra ascendió a 1,2 millones de euros, cofinanciados en un 50% con fondos de cohesión europeos y la reforma permitirá realizar más de medio millar de inspecciones al año. Aunque a día de hoy no es necesaria esta cantidad de exámenes, el objetivo es fomentar el tráfico de mercancías a través de una mejora de las infraestructuras –como ya pasó con la reforma del muelle del Este, que hoy en día está infrautilizado–. Además, se quieren evitar posibles atascos futuros, como sucedió en otros muelles gallegos hace años.  Lo cierto es que cuando el tráfico de contenedores comenzó a crecer en la ciudad –antes de la recesión económica– las instalaciones para controlar los productos se quedaron pequeñas, no solo en superficie sino también en operatividad, ya que su localización dificultaba el movimiento de los grandes depósitos de mercancía y de los camiones.
Hoy se ha solucionado este problema puesto que junto al nuevo PIF existe una explanada lo suficientemente amplia para maniobrar. Además, está situado justo en el muelle del Este, en donde se desembarcan los contenedores TEUS –la unidad de medida utilizada a nivel internacional y que equivale a un contenedor de 20 pies–. El proyecto aumenta hasta cinco las bocas para camiones, lo que también agilizará los movimientos. El edificio ha sido diseñado por Antonio Corrochano Corrochano.

Estrategia > Esta actuación forma parte de un plan de la Autoridad Portuaria para fomentar el tráfico portuario. Por un lado, se basa en una estrategia comercial, que se emprende a través de ferias internacionales y contactos director con compañías de diferentes sectores. El presidente del organismo portuario y una delegación del mismo han protagonizado diferentes viajes al extranjero para captar clientes. Uno de los últimos fue a Panamá con motivo de la ampliación del canal, que ofrecerá la posibilidad de implantar nuevas rutas internacionales, en las que A Coruña busca estar presente.
La otra parte del plan estratégico pasa por renovar y construir nuevas infraestructuras que faciliten las operaciones para las concesionarias actuales y favorecer la llegada de nuevos empresarios. Además de la del PIF otras reformas emprendidas en estos años por el Puerto fueron la construcción de una rampa ro-ro y la ampliación del muelle del Este, tanto en calado como en superficie, para poder recibir naves de mayor tamaño y disponer de más espacio en el que depositar la mercancía.

Las obras del nuevo puesto de inspección de mercancía del puerto terminan esta semana