Un ataque aéreo de Rusia en el este de Siria deja al menos 63 muertos, nueve de ellos niños

Displaced women, who fled the violence from Islamic State-controlled area of al-Bab, look at the faces of baby twins as they wait in the Syrian village of Akda to cross into Turkey, January 23, 2016. Turkey's border guards prevented the displaced people f
|

Un ataque aéreo presuntamente ejecutado por la aviación rusa en la ciudad siria de Kasham (en el este de Siria), causó la muerte de 63 personas, entre ellas nueve niños, según las estimaciones de la ONG Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.
Los bombardeos sobre Kasham forman parte de una intensa campaña de ataques aéreos sobre la provincia de Deir al Zor –a la que Khasham pertenece– y Raqqa (la capital de facto del autoproclamado califato del Estado Islámico). 
En esta última ciudad, los bombardeos dejaron 44 muertos, por lo que a falta de conocer las estimaciones en Tabiya Yazira y Al Bolil, otras dos ciudades de Deir Al Zor también afectadas por los bombardeos, la campaña ha dejado más de un centenar de fallecidos (entre ellos 31 mujeres y niños) en 48 horas.
Mientras, la coalición internacional liderada por Estados Unidos lanzó ayer un total de 23 ataques aéreos contra posiciones del Estado Islámico en Irak y Siria, según informó el mando estadounidense. Los bombardeos en Irak se concentraron cerca de la ciudad de Ramadi, donde seis impactos destruyeron almacenes, un vehículo, dos unidades tácticas y un tanque de gasolina.
Por su parte, en Siria, los objetivos alcanzados se encontraban esparcidos a lo largo del país. Entre ellos, se destruyeron varias unidades tácticas, almacenes de armas, así como diversos edificios, posiciones de combate, vehículos y armas pertenecientes al grupo insurgente.
Por otro lado, Wilaya del Sinaí (Provincia del Sianí), la filial del Estado Islámico en esa región de Egipto, hizo un llamamiento al grupo islamista Hermanos Musulmanes para que renuncien a la “resistencia pacífica” y tomen las armas contra el régimen del presidente Abdelfatá al Sisi.
“Utilizad la experiencia lograda con el derrocamiento del anterior régimen apóstata del expresidente Hosni Mubarak para derrocar al actual régimen apóstata del presidente Al Sisi”, argumenta el vídeo.
Esta propuesta de alianza con los Hermanos Musulmanes es un cambio estratégico de los yihadistas, que hasta ahora habían criticado la postura “herética” de este grupo islamista, que participó en las movilizaciones contra Mubarak y Al Sisi, en particular tras el golpe de Estado de este último contra el presidente de los Hermanos Musulmanes Mohamed Mursi. El llamamiento del EI coincide con el quinto aniversario de la revolución del 25 de enero de 2011, que propició el fin del régimen de Mubarak y las primeras elecciones democráticas en el país.

Un ataque aéreo de Rusia en el este de Siria deja al menos 63 muertos, nueve de ellos niños