Un sinfín de gracias a Domingos Merino por su trabajo a favor de las libertades

El BNG instaló en su sede de la calle Damas un libro de condolencias
|

Las muestras de cariño hacia la figura del primer alcalde democrático de A Coruña tras el franquismo, Domingos Merino, y de condolencia a sus allegados no cesaron durante la jornada de ayer. Como antesala a los homenajes públicos previstos para hoy a partir de las 11.00 horas en el palacio municipal de María Pita, varias instituciones y colectivos destacaron la lucha del exrregidor en favor de las libertades ya en 1979.
La sede del BNG en la Ciudad Vieja abrió sus puertas ayer de nuevo –ya había comenzado su particular homenaje en la noche del miércoles– para que los militantes pasasen a dar su último adiós al nacionalista. Allí muchas personas pudieron firmar en un libro de condolencias. Mientras tanto el actual alcalde, Xulio Ferreiro, aprovechó un acto público para volver a reconocer que la noticia había sido “triste”. “Foi unha persoa moi importante na consecución da transición democrática, apartounos de ter esos anos oscuros e trouxo unha ilusión renovada á cidade”, reflexionó. Asimismo afirmó que “foi inxustamente tratado no seu momento” y que fue en estos últimos años cuando se volvió a valorar su papel en el paso de la dictadura franquista a la transición.

Por su parte, la Comisión Aberta en Defensa do Común recordó a Merino “como un defensor das clases sociais máis desfavorecidas”. Desde el punto de vista de esta plataforma “a explosión da ansia de liberdades no horizonte de acadar un concello democrático, serviu para que A Coruña deixara ouvir a súa voz nunha onda de reivindicacións, nos que a defensa do patrimonio público para dotar a cidade de diverso equipamento social foi determinante para que moitas zonas dispoñan de centros escolares, sanitarios, culturais, recreativos, deportivos ou de ocio”.
Dicen que su interés democrático y participativo le valió “a animadversión dos franquistas empedernidos e dos sectores involucionistas”. De su paso por el Ayuntamiento, recuerdan que “a súa capacidade para entender que A Coruña real tamén eran os barrios máis desfavorecidos, logrando que non se sentiran humillados fronte as zonas máis nobles da cidade”. En paralelo a todas estas muestras de respeto, el Ayuntamiento de Sada, donde residía Merino, quiso sumarse a los pésames. En la misma línea de agradecimiento de otras instituciones, el Gobierno local destacó su compromiso “a prol das liberdades e dereitos sociais”.

Un sinfín de gracias a Domingos Merino por su trabajo a favor de las libertades