Regreso al lugar del debut

13 abril 2015 Fútbol Liga Primera División Real Sociedad-Deportivo: 2-2
|

 Nueve meses después, con 31 partidos de experiencia en su curriculo de entrenador, Víctor regresa el sábado al lugar de su debut como técnico, Anoeta. El Deportivo visitará a la Real Sociedad, el primer rival al que se enfrentó con el madrileño al frente del banquillo. Fue el 12 de abril y el choque acabó con empate. El primer punto de los 35 que ha sumado desde entonces el preparador blanquiazul en 27 partidos de Liga.
La apuesta parecía arriesgada en su momento pero el Consejo de Administración del Deportivo estaba convencido y acertó. Destituyó a Víctor Fernández tras empatar con el colista en el estadio de Riazor y pese a estar fuera de la zona de descenso. Contrató a Sánchez del Amo, que tenía pasado como jugador del Deportivo a pesar de su inexperiencia como primer entrenador, pero con la que había adquirido como ayudante de Míchel en el Getafe, el Sevilla y el Olympiacos. Y le aseguró contrato por lo que quedaba de temporada y otra más con el objetivo de que, pasara lo que pasara en las ocho jornadas que quedaban de la primera vuelta, siguiera pilotando al Depor esta temporada.
Víctor cumplió la misión. Salvó al conjunto coruñés del descenso y, además, alivió la tensión que había entre parte de la afición y la directiva del club. Cerró la temporada con solo un lunar, el de Elche, donde el Deportivo encajó cuatro goles ante el equipo en el que estaban Mosquera y Fayçal. Y aunque únicamente derrotó al Levante en la penúltima jornada, ese triunfo y los cinco empates que sumó, el último y decisivo en el Camp Nou, le dieron la permanencia.
El Deportivo sufrió un importante lavado de cara en el mercado estival. El club se reforzó con una premisa clara, la polivalencia de los jugadores, y el equipo arrancó como había acabado la anterior temporada: competitivo. Dio una imagen seria en defensa, siendo el equipo que menos ocasiones concedía a los rivales, y en ataque se aprovechó del dulce momento de Lucas Pérez. Así, cerró el año 2015 con 27 puntos en Liga, en posiciones europeas, y con solo dos derrotas. Además, había pasado la primera eliminatoria de la Copa del Rey ante el Llagostera.
En cambio, el año 2016 no ha empezado como el deportivismo querría. Bien es cierto, que en Liga se enfrentó a dos equipos de la zona Champions: Villarreal y Real Madrid. Los blanquiazules cayeron ante el submarino amarillo de penalti y en los instantes finales. Y en el Bernabéu fueron goleados. Entre uno y otro partido, el empate ante el Mirandés en la ida de octavos de final y el martes pasado, el bochornoso 0-3 ante los burgaleses en Riazor. Tres derrotas, una más que las que había tenido en los primeros cinco meses de competición. En total, en 31 partidos (4 de Copa) lleva 8 triunfos, 16 empates y 7 derrotas.

Regreso al lugar del debut