La Marea presenta su proyecto para la Comandancia sin resolver la ocupación

La Comandancia de Obras es un complejo que está formado por diversas naves, algunas de ellas ocupadas desde hace trece meses | javier alborés
|

El Gobierno municipal presentó su proyecto para la Comandancia de Obras, espacio para el que prevé diversos usos destinados a los jóvenes, pero no concretó qué sucederá con los okupas que llevan en este lugar desde hace más de un año.
La encargada de presentar el plan de la Marea para este espacio fue la concejala de Participación Ciudadana, Claudia Delso, quien evitó concretar en varias ocasiones cómo se actuará para que los ocupantes de la Comandancia abandonen el recinto y así se puedan llevar a cabo unas obras de rehabilitación que el Ministerio de Fomento ya tiene adjudicadas, según la edil, aunque todavía no se haya hecho público este trámite.
La explicación más concisa que aportó fue que el Gobierno local intentará “chegar a unha solución dialogada” con los miembros del Centro Social Okupado A Insumisa. En este sentido, añadió que tienen “a man tendida ao diálogo”, pero no quiso entrar en más detalle.
Posteriormente indicó que la competencia sobre los edificios será del Ministerio de Defensa mientras se lleven a cabo las obras y esta pasará a manos del Ayuntamiento una vez que hayan concluido.
La Marea se ha mostrado contraria a realizar un desalojo de las instalaciones ocupadas durante los casi trece meses que llevan en esta situación y así lo dejó entrever de nuevo Claudia Delso.

Reunión
Dentro de la línea de diálogo con los okupas defendida por el Ayuntamiento, la concejala los invitó a acudir a una reunión que tendrá lugar pasado mañana en el centro cívico de la Ciudad Vieja para explicar a la ciudadanía el proyecto municipal. Este encuentro está principalmente dirigido a las entidades y colectivos de carácter juvenil, que serán los destinatarios de este espacio según la propuesta de la Marea.
Las obras adjudicadas por el Ministerio de Defensa consistirán en la rehabilitación de tres de las naves que conforman la Comandancia de Obras y desde María Pita cuentan con que duren alrededor de 16 meses. Esto podría suponer que no estuviesen terminadas antes de que se celebren las próximas elecciones municipales, que serán en mayo de 2019.
El proyecto del Gobierno local presenta tres usos diferenciados para cada una de las naves que serán objeto de rehabilitación y que actualmente se encuentran ocupadas.
Una de ellas se dedicará a prácticas deportivas urbanas. El espacio contará con elementos apropiados para la práctica de skate, parkour, patinaje o un rocódromo, además de un lugar para almacenar materiales.
Otra de las naves estaría centrada en labores de formación y talleres. De esta manera se habilitarían varias aulas que podrían acoger actividades de emprendimiento, tecnología, diseño, juegos de rol, videojuegos o fotografía, entre otros.
Mientras, el tercer inmueble se reservaría para ensayo y otras actividades vinculadas con la investigación, residencias artísticas, formación, producción y las presentaciones de ámbito escénico como el circo, la danza, el teatro, la música o la poesía. En definitiva, estaría relacionada con las artes visuales y plásticas.
Por otra parte, también se acondicionarán los espacios exteriores dentro del recinto. Así, la conexión a internet, una estación de BiciCoruña además de un aparcamiento para bicicletas, huertas y la infraestructura necesaria para el compostaje serían algunas de las señas de identidad de los lugares al aire libre.

Modelo de gestión
Las naves de la Comandancia de Obras serán de titularidad municipal y se plantea una gestión en la que intervengan diversos ámbitos. En este sentido, se propone que convivan servicios municipales, programas y actividades públicas, un equipo de dinamización propio, espacios de autogestión y actividades organizadas por entidades juveniles, colectivos informales y por los jóvenes usuarios.
Además, desde el Gobierno local se plantea que este espacio, denominado “Naves do Metrosidero”, esté abierto todos los días del año y con un horario flexible y que se adapte a las necesidades del público destinatario.
Claudia Delso explicó durante la presentación que la ciudad tiene una “carencia” de un equipamiento con estas características y que es demandado tanto por los jóvenes como por sus familias. Desde María Pita consideran que las Naves do Metrosidero funcionarían como un “complemento ao sistema educativo”. l

 

La Marea presenta su proyecto para la Comandancia sin resolver la ocupación