Los Pujol atribuyen el pago del socio de Rato a la venta de un hotel en Baqueira

01 noviembre 2014 página 31 BARCELONA, 23/10/2014.- Agentes de la Policía Nacional entran en la casa de Oleguer Pujol, hijo menor del expresidente catalán Jordi Pujol, que ha sido detenido hoy por la policía para facilitar el r

La defensa de la familia Pujol Ferrusola atribuye los pagos que el empresario José Manuel Solá, socio de Rodrigo Rato en la construcción de un hotel en Berlín, realizó a cuatro hijos del expresidente de la Generalitat de Cataluña a la venta de un hotel en la estación de esquí de Baqueira Beret y la liquidación por parte de Josep de la deuda que tenía con sus hermanos Jordi, Pere y Oleguer por los rendimientos que les aportó su participación en un laboratorio.
Así consta en un recurso de reforma, en el que Oleguer Pujol Ferrusola solicita al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que levante el secreto del sumario en la pieza separada en la que se investigan los pagos por valor de 114.000 euros que Solá le hizo a él y a sus hermanos Jordi, Pere y Josep y que la Fiscalía Anticorrupción considera que se corresponderían con supuestas comisiones ilegales que se habrían camuflado con facturas falsas por trabajos de asesoría no prestados.
Su defensa solo reconoce ante el juez que esta operación conllevaría una “insignificante irregularidad fiscal” que atribuye a Solá y un supuesto delito contra la Hacienda Pública que, en todo caso, habría prescrito “holgadamente”, al ser hechos de 2007.
También rechaza la comisión de delitos de corrupción al señalar que “nunca y bajo ningún escenario” los hermanos Pujol Ferrusola han tenido relaciones con Solá “en relación con la Administración Pública”. 
Añade que el empresario, además, “no es licitador, adjudicatario o contratante con la administración y jamás ha interesado ni se ha realizado a su favor gestión, puesta en contacto o asesoramiento relacionado con la cosa pública”.

sin recorrido penal
Oleguer Pujol, que se encuentra imputado por un delito de fraude fiscal y otro de blanqueo de capitales en la causa en la que se investigan sus actividades económicas, entrega al juez instructor abundante documentación para tratar de demostrar que el procedimiento “no tiene, ni remotamente, recorrido penal”.
El juez investiga, en concreto, las facturas que abonó Sola a cuatro empresas controladas por los hijos del expresidente: Drago Real Estate Advisors, de la que eran socios Oleguer Pujol y Luis Iglesias; Iniciatives Marketing i Inversions, propiedad de Jordi y su esposa, Mercè Gironés; MT Tahat, sociedad patrimonial y de inversión de Josep; y Blau Consultoria, al frente de la cual se encontraba Pere.

Los Pujol atribuyen el pago del socio de Rato a la venta de un hotel en Baqueira

Te puede interesar