Fernández Díaz asegura que se citó con Rato por las amenazas que recibe

GRA047. MADRID, 14/08/2015.- El titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, durante su comparecencia hoy en el Congreso para explicar la reunión que mantuvo con el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, imputado en el caso Bankia,
|

Las amenazas que está sufriendo el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, y el temor por su seguridad y la de su familia llevaron al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, según él mismo, a recibirle en su despacho y explicarle la política de protección y escoltas para exaltos cargos.
Bajo la presión de la petición prácticamente unánime de todos los grupos de la oposición para que dimita, el ministro compareció ayer a voluntad propia para dar explicaciones de la reunión que mantuvo el pasado 29 de julio con Rato y que ha suscitado una importante polémica.
Fernández Díaz quiso explicar sus razones para acceder a la solicitud del exvicepresidente del Gobierno a reunirse, lo que finalmente hizo con, a su juicio, “luz y taquígrafos” en su despacho y con total transparencia.
El ministro no había informado de ella al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hasta que el propio Fernández Díaz le llamó nada más ver la noticia en la prensa y le comentó los motivos del encuentro.
Obligado, según reconoció, por el revuelo ocasionado, el ministro no tuvo más remedio que dar a conocer la razón de la entrevista, a pesar de que exigía prudencia y discreción al tratarse de un asunto delicado, como es la seguridad de una persona, esté o no imputada e independientemente de su color político.
Y en esa explicación forzada, Fernández Díaz dijo que Rato recibio más de 400 tuits ofensivos y otra serie de amenazas que “han ido demasiado lejos” y que no hay que “ridiculizar” ni “banalizar”.
Un ejemplo, como ha constatado Efe, es el que recibió la pareja del exministro  en su cuenta personal de Twitter: “Cuerpo desmembrado, Rodrigo Rato con motosierra, más sangre que en la matanza de Texas”, escribía un usuario que acompañaba el mensaje de una fotografía violenta.
No satisfizo la justificación del ministro a la oposición, que la tildó de “tomadura de pelo”, “milonga”, “patética”, “bochornosa” y “vergonzosa”, entre otros calificativos, y que consideró la reunión como una “metedura de pata”.
Sin embargo, Fernández Díaz expuso que, como titular de Interior, su deber era recibir personalmente a Rato, tanto por la sensible cuestión a tratar como por los cargos ocupó, como director gerente del FMI.
Más allá de la “comodidad o incomodidad, de la oportunidad o inoportunidad” que representaba la entrevista, el ministro tenía claro, sostuvo, que debía celebrarse en su despacho.
La situación procesal de Rato no se abordó en la reunión, Fernández Díaz fue tajante al afirmar que decidió que el marco fuera su despacho.

Fernández Díaz asegura que se citó con Rato por las amenazas que recibe