El Reino Unido alcanza niveles de contagios sin precedentes con gran presión hospitalaria

Una calle de Londres completamente vacía ante las restricciones | NEIL HALL
|

Los hospitales en el sureste inglés están bajo una creciente presión por el fuerte incremento de los contagios, debido a la rápida propagación de la nueva cepa del coronavirus, según informaron ayer autoridades sanitarias.  

Los servicios de ambulancias del sureste de Inglaterra, donde se detectó la variante británica del coronavirus, están recibiendo cerca de 8.000 llamadas de urgencia por día, unos niveles no vistos desde el pico de casos en la primera ola el pasado abril.

El Reino Unido registró ayer 41.385 contagios del Covid-19 y otras 357 muertes, según informaron las autoridades sanitarias, que alertaron de que el alto nivel de casos no tiene precedentes.

Las autoridades manifestaron su preocupación por los contagios en el sur y sureste de Inglaterra, que los expertos relacionan con la aparición de una nueva variante del coronavirus.  

En estos datos no se incluyen los correspondientes a Escocia e Irlanda del Norte, que hasta hoy no tienen previsto hacer públicas las cifras de coronavirus.

Esta es la primera vez que la cifra diaria de contagios en el Reino Unido supera la barrera de los 40.000, según los expertos.

La directora médica de la Sanidad en Inglaterra, Yvonne Doyle, señaló ayer que, “a pesar de los niveles sin precedentes de infecciones, hay esperanza en el horizonte”, en clara referencia al programa de vacunación iniciado este mes en el Reino Unido.

En este sentido, Doyle pidió a la población que ayude a detener la propagación del virus, porque los “hospitales están en (el momento) más vulnerable, con nuevas admisiones aumentando en todas las regiones”.

La presidenta del Real Colegio de Medicina de Emergencia, Katherine Henderson, señaló ayer que hay dificultades para llevar a los pacientes a las salas hospitalarias y que el nivel de ingresos es “increíblemente alto”.

Londres y numerosos condados del sur y este de Inglaterra están en el nivel 4 de riesgo de covid-19 (grave), lo que obligó al cierre de tiendas no esenciales, gimnasios, cines, peluquerías, salones de belleza y se pidió a la población que evite usar el transporte público y se quede en casa.  

 

Casos de la nueva cepa

Por su parte, las autoridades del archipiélago portugués de Madeira anunciaron ayer que ya son 18 los casos detectados en el territorio de la nueva cepa británica de la Covid-19, la mayoría de ellos personas procedentes del Reino Unido aunque una llegó desde la región de Lisboa.

Mientras, las autoridades de Corea del Sur informaron ayer de la detección de los primeros casos en el país asiático de personas infectadas con la nueva variante del SAR-COV-2, todas ellas recién llegadas de Reino Unido.

Asimismo, las autoridades de Finlandia informaron ayer de la detección de los tres primeros casos en el país de personas infectadas con las cepas británica y sudafricana del coronavirus.

Por su parte, Indonesia anunció ayer que prohibirán la entrada de viajeros extranjeros en el país entre el 1 y el 14 de enero, debido a la nueva cepa británica del Covid-19. No obstante, se exceptúan las visitas de rango ministerial, que se podrán realizar con estrictos controles.

El Reino Unido alcanza niveles de contagios sin precedentes con gran presión hospitalaria