Los mariscadores avisan de que las mareas altas no pararán a los furtivos

|

La denuncia de los mariscadores sobre la presencia de furtivos el pasado lunes en O Burgo todavía no ha tenido la reacción esperada en la Consellería do Mar. La responsable del departamento, Rosa Quintana, alegó ayer en una visita a la ciudad que “o sector sabe que a Administración está traballando ao lado deles”. Sin embargo, no aludió a ninguna acción concreta para evitar que se cometan ilegalidades en la ría. Ante la falta de respuesta, el colectivo advirtió de que estos competidores fuera de las normas podrían seguir esquilmando el marisco esta semana pese a que las mareas vayan a ser nulas para los profesionales con permisos.
El presidente del colectivo de mariscadores, Andrés Pena, confirmó ayer que no fueron convocados por la conselleira del ramo, Rosa Quintana, aprovechando que esta participaba en un congreso en A Coruña. En su opinión, no obtendrán respuesta a la reunión solicitada por el tema del furtivismo hasta que se solvente el conflicto del cerco. 
Sin embargo, ante la falta de respuesta por parte del Ejecutivo autonómico, Pena recordó que, a diferencia de los operarios que cuentan con todos los permisos en regla, los furtivos sí podrían continuar retirando los pocos recursos que aporta la ría estos días. 
La advertencia vino dada por un discurso neutro de Quintana que, preguntada por los medios acerca de la denuncia de la falta de sanciones a los ilegales, explicó que “se hai alguén collendo un producto dunha maneira ilícita é porque hai alguén que llo merca”. Así resaltó que esto va en contra del sector que vive de eso y de la salud del consumidor. 
En todo caso, solo acertó a demandar “un compromiso do sector e da sociedade para consumir única e exclusivamente aqueles produtos que se venden polos cauces legais”. 
Respecto a las actuaciones específicas para aplicar los nuevos castigos que contempla la ley, o al menos poner coto al problema de alguna manera, la responsable de Mar se limitó a decir que su equipo trabaja en ello y que todos los cuerpos y fuerzas de seguridad están pendientes del asunto. Además, recalcó que el presupuesto del Servizo de Gardacostas se incrementará en un 11% y que saldrán a concurso 20 nuevas plazas. 
Sin embargo, no hubo pronunciamiento alguno sobre lo descubierto en las dos últimas semanas en O Burgo. “Cuando damos mucha caña los guardias vienen dos o tres días pero luego se olvidan”, destacó Pena, aunque comentó que ni el lunes ni ayer pudieron ver ningún vehículo de seguridad por la zona. 
“La conselleira fue de las que más peleó porque se incluyera como delito y ahora no aplica los cambios”, lamentó el colectivo, que insistió en la necesidad de dar un castigo ejemplar con alguna multa. 
Es más, Pena reiteró que esta semana que para ellos es nula –volverán a la faena el día 10– si podría ser de actividad para los ilegales puesto que estos cruzan el agua con planchas y operan, en muchas ocasiones, con las mareas altas y malas.

Los mariscadores avisan de que las mareas altas no pararán a los furtivos