La Marea aprovechará el plan del PP para la reforma de Santa Margarita

El Ideal Gallego-2016-03-27-003-b4a55429_1
|

La Marea Atlántica retomará la idea del PP de poner en valor el pulmón verde de la ciudad. Así, el Gobierno local se reunirá después de Semana Santa con los arquitectos del estudio rvr, que diseñaron el plan director de Santa Margarita, para limar los puntos y establecer los plazos de ejecución en un parque que peca de aislado y sin orden en medio de la ciudad. El informe pretende corregir solo lo que está mal: “Lo que funciona se dejará tal y como está”, señalan fuentes cercanas.
De esta forma, tras comprobar con el inventariado de elementos que el trozo de verde fue sometido a arreglos por partes y nunca contemplando el perímetro en su conjunto, el proyecto planteado en el anterior mandato supone un lavado de cara no demasiado costoso económicamente que integrará a Santa Margarita entre el asfalto: “Abrir el parque a la ciudad”. 
Para ello, la previsión es la de actuar sobre las entradas para que su presencia esté en armonía con las calles que lo bordean y no sean una barrera arquitectónica como hasta ahora, que separan el espacio de ocio del núcleo urbano. En concreto, la de Palomar tiene un cierre de hormigón deteriorado con “un talud que cae sobre la calle”. 
En su plan, se contempla ajardinar toda esa parte para que los coruñeses tengan un telón de fondo vegetal en sus paseos. Eliminadas las puertas, tanto las aceras de Palomar como de la avenida de Finisterre a la altura del cruce con el Paseo de Los Puentes se ampliarán: “El acceso será más natural”. 
Por otro lado, el estudio deja ver la importancia de los muros antiguos que se distribuyen a modo de terrazas para hacer de plataforma del edificio de la Casa de las Ciencias y demás infraestructuras que se levantan sobre la atalaya: “Tiene cuatro o cinco metros de alto y se pondrá en valor” por su estética. 

árboles
Además, la renovación de especies arbóreas será otro punto a tener en cuenta, algo en lo que los operarios municipales llevan trabajando desde hace tiempo, porque el sustrato de tierra tiene poco espesor. De ahí que los temporales obliguen a cerrar el paso a los ciudadanos por el parque: “Está sobre roca y los árboles tienen 60 o 70 centímetros para explayarse bajo tierra”. Esto provoca que las raíces de los ejemplares de gran porte crezcan hacia arriba en lugar de hacerlo por abajo: “Se pueden ver en unos pinos de gran tamaño”, indican fuentes consultadas. 
La reforma incluirá la repoblación del recinto con especies pequeñas que garanticen su estabilidad sobre el terreno sin poner en peligro la seguridad de los viandantes. 
Por último, se cambiará la pavimentación: “La avenida principal es una carretera” y aunque es necesario mantener los caminos con un material que permita el tránsito de vehículos, se trata de buscar una fórmula más amable que no rompa con el entorno: “Tampoco se puede hacer de tierra porque ya sabemos que en Galicia esto sería un cúmulo de barro”. El hormigón poroso es la mejor opción por su permeabilidad: “El agua no discurre y es liso, bastante firme”, por lo que no impide que circulen vehículos: “En Santa Margarita se organizan actividades y la tradicional romería precisa que puedan pasar los coches” y, a la vez, no contrasta con las laderas ajardinadas. Sin embargo, el trazado no cubrirá todo el parque. Existen zonas de adoquín que se conservarán. 

encuentro
Los encargados de elaborar el plan director mantendrán un encuentro tras las vacaciones con el Ayuntamiento para explicar los pormenores de una obra, que se podrá ejecutar en fases sin entorpecer la actividad de la zona. Con la reforma, este trozo de vida vegetal en plena urbe tendrá más presencia y un orden, que le falta desde que unos y otros fueron sometiéndolo a mejoras puntuales de manera desorganizada o simplemente fueron incorporando elementos sin ton ni son: “Los de Marea vieron que existía y que era factible”.  
Aunque todo está por decidir, desde María Pita asumen el compromiso de darle forma a un proyecto que matizará el servicio de Infraestructuras y que se presenta como necesario para recuperar un ala verde que semeja estar anclada, sin dar pasos hacia delante y esperando que la administración la adecente para disfrute de los coruñeses.

La Marea aprovechará el plan del PP para la reforma de Santa Margarita