El español se disputa con el francés y el chino mandarín ser la segunda lengua más estudiada

|

El español se disputa con el francés y el chino mandarín el segundo puesto en la clasificación de idiomas más estudiados como segunda lengua en el mundo durante 2016, después del inglés, que figura en el primer puesto, según se ha dado a conocer ayer en el anuario “El español en el mundo 2016” presentado por el Instituto Cervantes.
El anuario –que se viene publicando desde 1998– también revela que no existen análisis exhaustivos que comparen el número de estudiantes de las distintas lenguas aunque cifra en 21 millones el número de estudiantes de español como lengua extranjera en todo el planeta.
En cuanto a las cinco lenguas más habladas, los investigadores que han elaborado el informe auguran que la evolución demográfica del chino, el inglés, el español, el hindi y el árabe entre 1950 y 2050 refleja un descenso en la proporción de hablantes nativos de chino e inglés mientras que el español y el hindi registran “un aumento moderado pero continuo de hablantes”. Respecto al árabe, presenta un mayor aumento relativo pese un nivel menor de uso.
Del anuario también se desprende que actualmente habla español el 7,8% de la población mundial mientras que las proyecciones indican que el peso de la comunidad hispanohablante en 2050 “permanecerá inalterado”. En 2060, EEUU será el segundo país hispanohablante por detrás de México, es decir, más del 28% de la población estadounidense será hispana, casi uno de cada tres residentes.
En cualquier caso, las predicciones para 2100 sí indican una caída en el número de hispanohablantes –740 millones–, que el informe relaciona con el descenso de la población de los países hispanohablantes, frente al auge de India y buena parte del África Subsahariana.
De hecho, el secretario general del Instituto Cervantes, Rafael Rodríguez-Ponga, explicó a un grupo de periodistas que las predicciones apuntan a que el español será superado por el francés en cuanto a número de hablantes a mitad de siglo, debido al “aumento de la población del África francófona”.
En todo este crecimiento, el informe pone de relieve la dificultad para valorar la influencia del Cervantes sobre el aumento de estudiantes, aunque alude a las “sinergias positivas” generadas en los lugares en los que se abren los centros. Además, pone en relieve la labor de instrumentos creados recientemente como el Servicio Internacional de Evaluación de la Lengua Española o la multiplicación por nueve de los diplomas de español.

El español se disputa con el francés y el chino mandarín ser la segunda lengua más estudiada