Entrevista | “Incluiremos algún tema del Coliseo en el disco en directo porque suena muy bien”

Amaral repasarán sus siete discos de trayectoria en el multiusos coruñés
|

Empezaron la semana pasada en Toledo y con un festival en Mallorca. Juan Aguirre asegura que antes hubo ensayos con la banda, “la que veis” y los otros, que están detrás, y hacen posible que Amaral suene bien. El músico habla de ellos como los invisibles. El grupo estará el 1 de julio en el Coliseo, en una noche que Aguirre define como la gran cita en Galicia y también la única, una tierra que les ata desde el principio, cuando eran unos “críos” y “desconocían que el proyecto llegaría a cuajar”.
Entonces, se hicieron amigos de músicos gallegos y también de gallegos sin instrumentos, “tenemos muchas cosas en común con vosotros porque A Coruña no es una ciudad grande y estáis muchos fuera de casa como ocurre con los zaragozanos”. Dice que el del día 1 de julio será una labor en equipo y que están deseando llegar al multiusos de Lavedra donde quieren “dejar el pabellón muy alto”.


Vaticina un concierto fundamentalmente eléctrico, muy visual, algo que va parejo al último trabajo “Nocturnal” desde que lo parieron, y con el tiempo suficiente como para repasar los siete discos de su carrera. Cuando se enfrentaron al séptimo, “había un concepto detrás, que tenía que ver con la búsqueda de la luz, de mirarla desde la oscuridad, con la búsqueda de energía”. Juan explica que es curioso porque las canciones cambian desde que él o Eva las componen hasta que las tocan y “adquieren otro carácter”.


Y de manera inconsciente, esa fuerza que tratan de rascar con los acordes está y es una forma de “devolverle al público lo que ellos nos han dado para que sientan algo especial”. El cariño hacia la ciudad no es casualidad, argumenta, “tenemos muchos puntos en común y enseguida nos encontramos como en casa”.

Afortunados
En más de 20 años habitando una parcela en la música, Aguirre afirma que son “afortunados porque los espectadores aceptaron cómo fuimos cambiando disco a disco” y al final, en directo, “todas las canciones suenan como muy interrelacionadas”.
Así que más que evolución, Juan habla del grupo como una especie de viaje, “donde no importa mucho lo que se deja atrás y sí lo que vives en el día a día”. Entienden que hay que mirar hacia el futuro, a los nuevos proyectos y a los lugares donde no han tocado. Se confiesan una banda nómada y como tal, avanzan y si “ya pasaste por aquí y estuvo bien, sigues”. De este modo, cree que es la evolución. Entre sus fans de un lado y otro del charco, se queda con todos: “Tenemos más semejanzas que diferencias a pesar de que nos separa un océano”.


En este sentido, Amaral siempre contó con seguidores de perfiles diversos, “muy distintos”, que siguen manteniendo con el tiempo, igual que la vieja costumbre de reírse de ellos mismos: “Lo que tomamos en serio es la música”.
Por delante van los temas, y en ese aspecto, “siempre fuimos un poco hormigas en comparación con las canciones”, que salen de ir de aquí para allá, de un paisaje que entra por la ventanilla del coche o de una espera en el aeropuerto, de “un período de mirar hacia dentro y captar lo que te rodea”.


Antes de ir a por un octavo, para el que ya tienen material, grabarán esta gira en un disco. En él, el Coliseo estará presente “incluiremos algún tema porque suena muy bien y nos vamos a concentrar hasta que suene perfecto. Es nuestra manera de daros las gracias”. Y es que para Amaral, seguir es “un regalo del cielo”.

Entrevista | “Incluiremos algún tema del Coliseo en el disco en directo porque suena muy bien”