La borrasca causa inundaciones y paraliza la actividad en todo el archipiélago canario

GRA224. ARONA (TENERIFE), 11/12/2013.- Unos turistas tratan de sortear el barro acumulado en un paseo de la ciudad de Los Cristianos, en el municipio tinerfeño de Arona, al sur de la isla, una de las zonas de Tenerife donde se han registrado mayore
|

La borrasca que mantiene desde el martes en alerta máxima a Canarias provocó varias inundaciones en La Palma y Tenerife, está afectando al tráfico aéreo y marítimo y obligó a suspender la actividad en colegios, juzgados y todo tipo de instalaciones públicas en varias islas.
Este fenómeno meteorológico adverso golpeó con más fuerza a la provincia de Santa Cruz de Tenerife, donde estuvo acompañado por una tormenta eléctrica que descargó casi 3.800 rayos entre las 06.00 de la mañana y las 12.00 del mediodía.
El frente atlántico ocasionó un apagón en toda la isla de La Palma, que comenzó a restablecerse una hora después y que obedeció a la desconexión de la central de Los Guinchos.
Mientras tanto, en Gran Canaria se sigue buscando a la turista rusa que el martes por la tarde desapareció en una playa de San Bartolomé de Tirajana, cuando decidió bañarse ignorando los consejos de varias personas que le advirtieron sobre el mal estado de la mar.
Fue en La Palma donde se registraron las mayores precipitaciones de todo el archipiélago –95 litros por metro cuadrado hasta las 10.00 horas–, concretamente en Tijarafe, donde el aguacero produjo inundaciones de viviendas y locales.
Aunque el temporal de lluvia y fenómenos costeros aún no comenzó en las islas de la provincia de Las Palmas, el viento sí causó ya daños materiales de diversa consideración, numerosas incidencias urbanas y portuarias y cancelaciones de vuelos.
En Lanzarote, las olas rebasaronn los diques del puerto de Arrecife e impedieron la entrada de un ferry y un crucero y Salvamento Marítimo tuvo que rescatar a los cinco tripulantes de un yate que quedó a la deriva a 68 kilómetros de la costa después de que su motor se averiara y el viento le rasgara las velas.
Por otra parte, unas 3.000 personas carecen de suministro eléctrico y 12.670 de telefonía fija o móvil como consecuencia del temporal en Tenerife, que dejó lluvias de hasta cien litros por metro cuadrado en el sur de la isla y vientos “brutales” con rachas de 150 kilómetros por hora en el Teide.
Como medida preventiva, y con el fin de minimizar los desplazamientos de la población, las instituciones han cancelado hoy en las islas más afectadas la actividad administrativa, política, judicial, sanitaria, escolar y cultural, que se reanudará a medida que expiren las alertas que afectan a cada isla.

La borrasca causa inundaciones y paraliza la actividad en todo el archipiélago canario