A Coruña acapara casi la mitad de los delitos de los menores gallegos

Copia de El Ideal Gallego-2013-10-11-007-a31b318b
|

Casi la mitad de los delitos y faltas que comenten los menores gallegos tienen lugar en la provincia de A Coruña, según se desprende de los datos de la memoria de la Fiscalía Superior de Galicia. Además, en este informe se señala que es en la provincia herculina donde se han obtenido la mayor parte de las condenas, hasta 465, frente a 37 absoluciones, de un total de 809. Parece una cifra algo pequeña si se tiene en cuenta el total de delitos y faltas cometidas por menores en A Coruña el año pasado fue de más de 1.500. Pero, como reconoció el fiscal superior, Carlos Varela, “as estatísticas amosan que sobre os 2/3 dos procedemento tramitados non pasan o filtro da fase inicial”.
Varela hizo este comentario durante la presentación de la memoria, en el salón de actos del Sporting Club Casino en el que pintó un cuadro dominado por el ascenso en los delitos más graves contra las personas y el patrimonio, al mismo tiempo que descienden otros casos más leves. En cuanto a los menores, el fiscal superior destacó el incremento en determinados tipos de delitos, como los abusos y agresiones sexuales, que crecieron ligeramente con respecto a 2011, de 42 a 44 en el caso de los abusos y de 34 a 40 en el de las agresiones.
De estas estadísticas, es responsable en su mayor parte A Coruña, que acumula 20 agresiones sexuales, mientras que abusos se contabilizaron 19. Pero la gran mayoría de los delitos que cometen los menores son contra el patrimonio. Es decir, robos. Y en ese campo también destacan los coruñeses, que llegaron a cometer más de 700 robos el año pasado, de los que 146 fueron con fuerza (necesitaron forzar una puerta o causar algún daño para llevarlo a cabo) y en 131 fueron robos con violencia e intimidación. Una cifra muy alta si se compara con los 36 casos de este tipo que hubo en Ourense y Lugo en el mismo período de tiempo o los 19 que se registraron en la provincia de Pontevedra.

drogas
Directamente relacionado con estos últimos están los delitos de lesiones. Si en 2012 se registraron 65 casos de este tipo protagonizados por menores en Lugo, 138 en Pontevedra y 142 en Ourense, en A Coruña la cifra se dispara hasta los 389 delitos sentenciados. En cambio, en otros campos, la diferencia es mucho menos acusada, como en los delitos de drogas, de los que solo se registraron el año pasado 26 casos con menores implicados y A Coruña y Pontevedra, las provincias con más población, se reparten diez delitos de este tipo cada uno.
Igualmente equilibrados están Pontevedra y A Coruña en violencia doméstica, con 94 y 93 delitos registrados, mucho mayores que los 12 de Lugo y los 34 de Ourense. Pero, como el propio Varela se encargó de recordar, en número de delitos ha descendido en general, de ahí que el número de sentencias cayera un 2% a pesar de que el número de delitos que llevó adelante por su propia iniciativa el fiscal llegó a aumentar casi un 25%. En cuanto al ascenso de delitos graves, el fiscal superior destacó el robo con fuerza, que creció un 34,41% en solo un año, dinámica que persiste actualmente.

A Coruña acapara casi la mitad de los delitos de los menores gallegos