El PSOE sancionará a cargos que no aporten al partido tras la polémica en A Coruña

Eva Martínez Acón, en su último pleno como titular de Empleo en A Coruña | quintana
|

El Comité Federal del PSOE aprobó ayer una modificación de sus estatutos para garantizar que se puedan adoptar medidas o incluso “acciones judiciales de reclamación” en los casos en los que se confirmen “incumplimientos reiterados y graves” de la obligación que tienen los cargos socialistas de aportar parte de sus remuneraciones al partido, según informaron fuentes socialistas. En concreto, la dirección del PSOE decidió modificar el artículo 510 de los estatutos, en el que se establece que los cargos públicos “deberán contribuir a la financiación del partido” y efectuar al órgano político correspondiente “las aportaciones que se establezcan”.

El estallido de la polémica
En Galicia, las aportaciones al partido por parte de la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, y de otros ediles del gobierno marcaron un enfrentamiento en la agrupación local entre partidarios de la dirección provincial del partido (que encabeza Valentín González Formoso) y afines al secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero. El conflicto estalló con la destitución por parte de la alcaldesa de la que era edil de Empleo del Ayuntamiento y secretaria local de la agrupación, Eva Martínez Acón, (afín a Gonzalo Caballero). 

Mientras que Inés Rey atribuyó el cese de esta a su “nula dedicación a las tareas de gobierno”, Acón lo vinculó al hecho de que había reclamado tanto a la regidora como al resto de concejales que el pago de las “cantidades adeudadas al partido” en un momento en el que la agrupación local atravesaba una situación económica complicada que, según indicó, incluso motivó que no pudiese pagar el alquiler de su sede durante varios meses. Después de que trascendiese públicamente este enfrentamiento, la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE suspendió y dejó sin efecto el acuerdo del Comité Provincial del PSOE de A Coruña en el que fijaba el régimen de aportaciones de los cargos públicos.

El PSOE sancionará a cargos que no aporten al partido tras la polémica en A Coruña