La Constitución cumple 38 años con el Congreso más abierto a su reforma

Rajoy y Sáenz de Santamaría conversan con Hernando tras el debate de investidura aec
|

La Constitución Española cumplirá mañana 38 años y pese a que el Congreso actual es el más proclive a actualizarla, no se vislumbra que a corto plazo vaya a arrancar el procedimiento porque siguen sin haber acuerdo ni siquiera sobre cuándo ni cómo acometerla.
El PSOE anunció una iniciativa para activar el proceso creando una subcomisión que empiece por citar a expertos en el Congreso, pero C’s prefiere que ese trabajo empiece fuera del Parlamento con una mesa de partidos, mientras que el PP y Unidos Podemos se mantienen a la espera y no piensan dar ningún paso “motu proprio” y los independentistas directamente se borran del debate.
Conforme a lo establecido en la Constitución, la reforma de la Carta Magna exige unos requisitos especiales: los proyectos deben ser aprobados por un apoyo de tres quintos de cada cámara (lo que en el Congreso supone sumar al menos 210 votos) y tienen que ser sometidos a referéndum si lo piden un mínimo de 50 diputados o si afecta al Título Preliminar (la definición de España), al capítulo segundo del Título I (Derechos Fundamentales) o al Título II (la Corona); en estos tres casos se necesita además disolver las Cortes y que el nuevo Parlamento refrende la reforma.
En su respuesta del miércoles al dirigente de Podemos Íñigo Errejón y en su comparecencia del jueves ante la Comisión Constitucional, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se mostró dispuesta a estudiar las propuestas de reforma constitucional, si bien aconsejó prudencia recordando la necesidad de que haya un amplio consenso.
Según expuso, hay que ir “construyendo poco a poco y paso a paso”, y por ahora “no hay mucho consenso en cuanto a las soluciones”. “Hay importantes divergencias y la Constitución tiene que servir a 46 millones y medio de españoles –explicó–. O nos ponemos en esa perspectiva o podremos hacer unos discursos de un gran calado constitucional y cada uno defenderá lo suyo”.
En similares términos se pronunciaron los ponentes del PP. El portavoz, Rafael Hernando, dijo este viernes que, aunque se habla mucho de la reforma constitucional, lo cierto es que nadie ha concretado una propuesta. Y hasta entonces, el PP no tiene prisa y se reserva.
Hasta el momento, solo el PSOE tiene anunciada una iniciativa para activar el procedimiento de reforma constitucional. Su propuesta es crear una subcomisión que recabe la opinión de expertos, que pida informes a los órganos constitucionales y que escuche la opinión de las comunidades y las ciudades.

La Constitución cumple 38 años con el Congreso más abierto a su reforma