Los oculistas del hospital Santa Teresa piden a las embarazadas que no olviden revisar su vista

|

 El equipo de oftalmólogos del hospital USP Santa Teresa recordó ayer a las mujeres embarazadas que es necesario revisarse la vista durante los nueve meses de gestación porque sus problemas visuales pueden empeorar.

Según explicaron, “durante el embarazo se produce una mayor retención de líquidos en el cristalino y la córnea, traduciéndose en un aumento de la miopía de forma transitoria y aumento del grosor corneal”. También es normal que los ojos estén más secos de lo habitual.

“Aquellas embarazadas con miopía alta, por encima de seis diptrías, deben realizar un control del fondo del ojo ya que tienen un mayor riesgo de desprendimiento de retina”, advirtió el doctor Emanuel Barberá.

Los oculistas del hospital Santa Teresa piden a las embarazadas que no olviden revisar su vista