La enfermería se queda vacía

La plantilla blanquiazul se ejercitó ayer lunes en Abegondo en la penúltima semana de pretemporada | javier alborés
|

La plantilla del RC Deportivo casi al completo inició ayer por la mañana la séptima y penúltima semana de entrenamientos con la mirada puesta en el horizonte del estreno liguero en Segunda B —el fin de semana del 17 o 18 de este mes—.

Los pupilos de Fernando Vázquez acusaron solo la baja del atacante portugués Rui Costa, que arrastra una pequeña rotura de fibras padecida en el amistoso de Vilalba—, si bien el canterano Sanmartín, un habitual en los test preparatorios de Fernando Vázquez, tampoco pudo tomar concurso debido a otra dolencia muscular.

Ambos jugadores ‘tocados’ se quedaron en las instalaciones del gimnasio de la ciudad deportiva blanquiazul, ejercitándose en solitario bajo la supervisión del recuperador del club Fran Molano y en los próximos días podrían estar de vuelta con el resto de sus compañeros, vaciando por completo la enfermería.

Después de haber disfrutado del domingo libre, a las 10.30 horas el equipo coruñés se puso el mono de faena para optimizar su puesta a punto de cara al debut en Segunda B.

El ‘staff’ técnico de Vázquez hizo mucho hincapié en el trabajo táctico defensa-ataque en el campo II, uno de los aspectos que más preocupa al míster de Castrofeito a estas alturas de año.

Además de las citadas probaturas y ajustes tácticos, el entrenador también diseñó un ensayo matinal con un trabajo especial de core y rondos, un circuito físico y un ejercicio de posesión, que  completaron la agenda de ayer para los futbolistas deportivistas.

La enfermería se queda vacía