En busca del equilibrio

el genio canario del deportivo firma un balã³n en un entrenamiento en abegondo patricia g. fraga
|

Juan Carlos Valerón, uno de los capitanes del Deportivo, analizó la llegada de Fernando Vázquez al banquillo y las primeras sensaciones de la plantilla después de un primer día en el que el técnico mantuvo una reunión de 80 minutos con los jugadores para sentar las directrices de esta nueva etapa.

“El entrenador intentó tocar todos los temas, como la situación actual, lo que pretende, su manera de entender el fútbol y todo ese tipo de cosas que se hablan en el primer día de la llegada de un entrenador”, comentó Valerón.

El mediapunta desveló que Fernando Vázquez mostró durante esa reunión su preocupación por los problemas defensivos del equipo y que ésa será una de sus prioridades como entrenador del Deportivo.

“Quiere encontrar el equilibrio de ser un equipo que encaje pocos goles y que tenga presencia arriba, algo complicado porque todos los entrenadores que tuvimos anteriormente quisieron lograr eso, pero en lo que quiere hacer más hincapié esta semana es en que seamos un equipo que defienda bien para poder atacar”, reconoció.

Los últimos días han sido más que intensos para el Deportivo y también para Valerón, que mantuvo varias reuniones el pasado fin de semana con el presidente Augusto César Lendoiro y con el anterior entrenador, Domingos Paciencia. “Hay que ser coherentes y la verdad es que esa situación fue un poco peculiar, por todo lo que pasó, pero son cosas que se dan, hay que afrontarlas y saber manejarse en esos momentos”, explicó.

Valerón admitió que fue una “sorpresa” la forma en que se desarrollaron los acontecimientos que desembocaron en la salida de Domingos, ya que no esperaba un cambio de rumbo en el banquillo. “Yo no percibía que podía pasar eso, porque es verdad que la situación estaba complicada, pero pensábamos que íbamos a seguir trabajando con el entrenador”, subrayó.

La tensión que se respira en el entorno del Deportivo ha llegado incluso a afectar de forma personal a Valerón, con pintadas en las inmediaciones de su casa, pero el mediapunta quiso diferenciar entre la afición coruñesa y la minoría que provocó incidentes.

“Cuando se viven situaciones así, la gente está en tensión y molesta, algo que asumimos y aceptamos, pero hay muchas maneras de mostrar ese malestar, y a la minoría que lo transmite con maneras violentas, les pediría que no sea así”, pidió.

En busca del equilibrio