El grupo desmantelado en Pontevedra robó joyas, dinero, herramientas y un arma de fuego

GRAF3334. PONTEVEDRA, 21/11/2017.- Agentes de la Guardia Civil junto al material intervenido en una operación en la que se han detenido a tres personas en Tomiño y Salceda de Caselas (Pontevedra), integrantes de un grupo criminal al que se l
|

Los tres detenidos en Tomiño y Salceda de Caselas (Pontevedra), integrantes de un grupo criminal al que se le vincula con cerca de una treintena de robos en viviendas situadas en la provincia de Pontevedra y el norte de Portugal, llegó a sustraer joyas, dinero en efectivo, herramientas y hasta un arma de fuego.
Según informó el Instituto Armado, a los tres detenidos se les considera autores de 21 robos en las localidades pontevedresas de Tomiño, Tui, O Porriño, Mos, Salceda de Caselas y Ponteareas y otros seis en Valença do Minho (Portugal). Todos ellos ingresaron en prisión por orden del juzgado de instrucción número 1 de Tui.
Los detalles de esta operación, denominada “Catalpa”, fueron explicados por la subdelegada del Gobierno, Ana Ortiz, el teniente coronel Manuel Touceda, y el capitán de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial, Diego García. La investigación se inició el pasado mes de junio tras detectarse un incremento en el robo de viviendas en el sur de Pontevedra, los cuales siempre se realizaban con el mismo procedimiento.

Vigilaban las viviendas
Los detenidos realizaban un “exhaustivo” reconocimiento durante varios días de las viviendas seleccionadas, fijándose especialmente en casas unifamiliares alejadas de núcleos de población y aquellas en las que sospechaban que podría haber objetos de valor en su interior. Tras estudiar los horarios de sus ocupantes para saber cuándo no estaban dentro, los autores accedían a su interior forzando puertas o ventanas, registrando el inmueble de forma “íntegra” y sustrayendo “especialmente” joyas de oro, dinero en efectivo, herramientas, electrodomésticos, televisores o dispositivos electrónicos.
Tras las detenciones, los agentes realizaron tres registros domiciliarios en Mos y Valença do Minho, en donde se intervinieron “multitud” de objetos robados en los diferentes atracos cometidos por esta banda criminal como electrodomésticos, herramientas, maquinaria, televisores, ordenadores, restos de una motocicleta o un arma de fuego.
Los objetos robados los vendían a través de terceras personas o bien directamente a través de páginas web y aplicaciones móviles, aunque “en ocasiones” escondían su botín en zonas boscosas próximas al lugar del robo y las recogían en días posteriores para evitar los controles policiales. La actividad de este grupo, era “desmedida” llegando a cometer hasta cuatro robos en la misma semana, lo cual “precipitó” su detención. Este grupo criminal estaba asentado en Mos (Pontevedra), pero su cabecilla residía en Valença do Minho, al encontrarse huido de la justicia por varias órdenes de detención que tenía en vigor, por lo que la Guardia Civil tuvo que colaborar con las autoridades portuguesas para actuar contra él.

El grupo desmantelado en Pontevedra robó joyas, dinero, herramientas y un arma de fuego