La banca tiene cada vez menos ingresos por comisiones a pesar de que cobra por más servicios

fachada de una de las oficinas que el banco santander posee en madrid efe

La banca española ha visto caer sus ingresos por comisiones en un 16 por ciento desde que se inició la crisis hace cinco años, pese a la ofensiva comercial de las entidades para sacar rendimiento a algunos servicios y gestiones que antes ofrecían gratis.

Los datos publicados por la Asociación Española de Banca (AEB) demuestran que las entidades ingresaron 5.789 millones de euros en comisiones en los nueve primeros meses de 2012, el 16 por ciento menos que los 6.910 millones que cobraron en el mismo mes de 2007.

Sin embargo, la asociación de usuarios de bancos, cajas y seguros (Adicae) acaba de publicar un estudio en el que muestra que en estos años, algunas entidades llegado a elevar hasta en un 185,9 por ciento el precio que cobran a sus clientes por servicios como el mantenimiento de cuentas, las tarjetas o la extracción de dinero en cajeros.

En opinión de Miguel Ángel Bernal, profesor del Instituto de Estudios Bursátiles, estas fuertes subidas de las comisiones con las que la banca intenta compensar la caída en picado del negocio y la enorme tasa de morosidad no dio el resultado esperado. Y es que, según este experto, la gente “se retrae” de utilizar los servicios bancarios por la crisis, pero también influyen las circunstancias del mercado, como demuestran, por ejemplo, los datos de constitución de hipotecas que publica el INE, que llevan treinta meses consecutivos cayendo.

Según el estudio de Adicae, que distingue en sus conclusiones entre los bancos con más volumen de negocio, la banca extranjera presente en España y las siete entidades intervenidas o con graves dificultades económicas, la gran banca duplicó en cinco años el precio anual que cobra por tener una cuenta corriente, que alcanza los 60 euros al año en algunas entidades.

Las cuotas anuales de las tarjetas de crédito y débito tampoco se han salvado de estos encarecimientos, dice el estudio, que explica que las primeras se elevaron el 35,24 por ciento –de 28,43 a 38,45 euros–- mientras que las segundas crecieron el 59,73 por ciento –de 13,71 a 21,90 euros–.

Por su parte, la banca extranjera con mayor presencia en España sigue los pasos de la nacional, y aumentó de forma exponencial las comisiones que aplica desde 2007.

En el informe de Adicae se explica que pese a que estas entidades subieron menos sus tarifas que las nacionales en términos generales, las que cobran por el mantenimiento de una cuenta corriente alcanzaron niveles “prohibitivos” en este lustro, ya que pasaron de 21,07 euros anuales a 59,16 euros, en algunos casos han llegado a los 84 euros anuales.

Los grupos bancarios que operan en España financiaron entre enero y septiembre el 56 por ciento de sus gastos de administración y personal con lo que ingresaron por el cobro de comisiones a sus clientes, un porcentaje que al inicio de la crisis era bastante mayor, del 78,2 por ciento, este dato fue facilitado por la patronal bancaria, la AEB.

La banca tiene cada vez menos ingresos por comisiones a pesar de que cobra por más servicios

Te puede interesar