La UE no aceptará un Brexit que Londres decida de forma “unilateral”

Theresa May
|

Tanto Dublín como Bruselas niegan haber aceptado el plan de emergencia para el Brexit que pueda ser desactivado de manera unilateral por Londres. El tiempo se acaba y la primera ministra Theresa May informará hoy a su gabinete.

El ministro de Asuntos Exteriores de Irlanda, Simon Coveney, aseguró ayer que tanto su Gobierno como la Unión Europea no aceptarán en ningún caso el llamado “Backstop” en jerga comunitaria que pueda ser desactivado unilateralmente por Reino Unido. Desde la Comisión Europea recalcaron por su parte que sigue sin haber acuerdo de divorcio pero que las conversaciones siguen “a nivel técnico”.
Bruselas responde así a lo publicado a lo largo del fin de semana en medios británicos, respecto a que Londres habría conseguido un compromiso para el plan de emergencia en la frontera en el Ulster, que exige la UE para sellar el Acuerdo de Retirada.

Dublín también se pronunció y se desmarcó rápidamente de esta posibilidad anunciada en la prensa londinense. “La posición irlandesa continúa siendo la misma y es muy clara al decir que un plan de emergencia limitado en el tiempo o un plan de emergencia que pudiera ser finalizado por Reino Unido de manera unilateral nunca será acordado por Irlanda o la UE”, dijo el jefe de la diplomacia irlandesa a través de Twitter.

“Esas ideas no son planes de emergencia en absoluto y no cumplen los compromisos previos de Reino Unido”, recalcó Coveney. El ministro de Exterior irlandés lanzó este mensaje después de que el diario “The Daily Telegraph” informara de que el ministro británico para el Brexit, Dominic Raab, trasladó en privado que Reino Unido reivindica su derecho a poder desactivar de manera unilateral el plan de emergencia, que establece que se mantendrá la frontera “suave” entre las dos Irlandas hasta que se alcance un acuerdo sobre el Brexit, cuando hayan transcurrido tres meses de su aplicación. El tema de la frontera entre Irlanda y la región británica de Irlanda del Norte sigue siendo uno de los principales escollos del acuerdo.

La UE no aceptará un Brexit que Londres decida de forma “unilateral”