El PP compensa a Ana Mato con un cargo en el Congreso que supone un plus de 1.000 euros

GRA309. MADRID, 18/12/2014.- El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (i) conversa con la diputada popular, Ana Mato, durante el pleno celebrado esta tarde en el Congreso de los Diputados. EFE/Javier Lizón

La comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo del Congreso nombró ayer vicepresidenta primera de la misma a la exministra de Sanidad Ana Mato, un cargo por el que cobrará 1.000 euros más al mes.
Su nombramiento como vicepresidenta primera conlleva una dotación económica adicional de 1.046,48 euros en gastos de representación, que se suman a los 2.813,87 euros de asignación constitucional que reciben todos los diputados, y otros 870,56 de indemnización que le corresponde como diputada por Madrid.
Preguntado por este nombramiento, el presidente del Congreso, Jesús Posada, aseguró que le parece “bien”, “adecuado” y “acertado” que Mato ocupe un puesto de responsabilidad dentro del grupo parlamentario, algo que, a su juicio, no debería llamar la atención.
Por contra, la portavoz de UPyD, Rosa Díez, cree que el nombramiento de Ana Mato es una “mala noticia” que perjudica al Congreso y a la política en general, y pone de relieve que a la exministra los ciudadanos “no le merecen” el mismo respeto que Mariano Rajoy.
“Me parece un despropósito y una falta de sintonía con las demandas de los ciudadanos que cada vez nos exigen más respeto hacia ellos”, lamentó Díez, quien dijo no entender la actitud de Mato, que decidió dimitir, pese a declararse inocente, para no perjudicar a la institución que representaba, en ese caso el Gobierno.
Con la misma lógica, no debería tener responsabilidades en el Congreso, subrayó la líder de UPyD, tras recalcar que “cuando menos esta institución merece el mismo respeto” que el Ejecutivo.
Al diputado de IU Gaspar Llamazares le parece que la nueva responsabilidad de Mato deja claro que para el PP sigue siendo una política “digna de toda confianza” y que si dimitió fue por motivos “publicitarios”. Por su parte, el portavoz de ERC, Joan Tardá, considera que Mato, como diputada, tiene todo el derecho a formar parte de la Mesa de una comisión, independientemente de que el PP pueda ser susceptible de hacer las cosas mejor y esta decisión pueda criticarse desde el punto de vista ético.
Mientras, la propia Mato defendió tener “todo el derecho” a asumir este tipo de responsabilidad, al igual que lo tiene cualquier diputado de la Cámara.
La exministra dijo no compartir las críticas de la oposición, que sugirió que da mala imagen a la Cámara. “A lo mejor ellos son los que dan mala imagen, y no yo”, añadió.

El PP compensa a Ana Mato con un cargo en el Congreso que supone un plus de 1.000 euros

Te puede interesar