La ministra de Industria asegura que existe “una oportunidad” para salvar a Alcoa

El Ideal Gallego-9999-99-99-999-b167a200
|

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, afirmó que cree que existe “una oportunidad” para salvar las dos plantas que Alcoa quiere cerrar, tanto la de A Coruña, que supone casi 400 puestos de trabajo, como la de Avilés, con casi 300, y aseguró que el Gobierno no parará de trabajar hasta que efectivamente vea “que no se puede hacer nada”. La ministra hizo estas declaraciones durante su visita oficial a China. Allí indicó que están en contacto con el consejero delegado de la compañía, Roy Harvey, para que este hable con los responsables de la empresa en España con el objetivo de encontrar soluciones.
La titular de Industria reconoció que la reunión que mantuvieron representantes del Gobierno central, gallego y asturiano con la empresa y los sindicatos “salió mal” pues la compañía no aceptó la reversión del expediente de regulación de empleo presentado. “Somos optimistas, tenemos otras crisis industriales en las que estamos trabajando y esperamos dar buenas noticias dentro de poco, no vamos a parar de trabajar hasta que efectivamente veamos que no se puede hacer nada”, dijo.
El Gobierno espera poder concertar una entrevista con los responsables de la multinacional del aluminio en España. A esto hay que sumar la acción de los trabajadores, que planean una manifestación importante para el lunes, cuando saldrán a las cinco y media de la tarde de la fábrica hasta A Palloza, donde se reunirán con todos aquellos que quieran prestarles su apoyo y juntos, acabar al protesta frente a la Delegación de Gobierno.
Apoyo de la Diputación
Pero, mientras tanto, otras administraciones también han manifestado su apoyo a los trabajadores: el pleno de la Diputación aprobó ayer, por unanimidad, una moción en apoyo a los trabajadores de Alcoa y en contra del cierre de la factoría. La sesión plenaria comenzó con la intervención del presidente del comité de empresa de Alcoa, Juan Carlos López Corbacho quien, en representación de sus compañeros, muchos de ellos presentes entre el público, dirigió unas palabras de agradecimiento hacia los diputados. 
En la moción, al igual que hizo en su día el pleno del Ayuntamiento, además de trasladar su apoyo a los trabajadores, la corporación provincial instó a Xunta y Gobierno Central a “conformar junto con el Ayuntamiento, un frente institucional común en defensa del empleo y del mantenimiento de la actividad industrial”. “Tenemos el oro del futuro aquí instalado”, declaró Corbacho, ante los representantes de los ayuntamientos de la provincia, y poniendo en valor el aluminio y la importancia de esta industria como sector estratégico. 
En su intervención en el salón plenario de la Diputación, el representante de los trabajadores de Alcoa  volvió a señalar que lo primero es que la compañía retire el expediente de extinción de empleo en la plantas de Avilés y A Coruña o, de lo contrario  presentarán una denuncia en el Tribunal de Justicia de la UE, en Luxemburgo. Los trabajadores proponen ahora como alternativa, tras el consenso llegado con los comités europeos de la multinacional, iniciar un “proceso de venta coherente” que permita la continuidad de la factoría. “Lucharemos y ganaremos”, concluyó Corbacho.

La ministra de Industria asegura que existe “una oportunidad” para salvar a Alcoa