Feijóo pone deberes a sus conselleiros y ensalza la “estabilidad” de la Xunta

Alberto Núñez Feijóo posa con el nuevo gobierno tras el acto de toma de posesión de los conselleiros | lavandeira jr (efe)
|

Todos los conselleiros del Ejecutivo de Alberto Núñez Feijóo –las nuevas caras y quienes siguen– recibieron ayer encargos para la segunda mitad de la legislatura en una toma de posesión en la que el presidente ensalzó la “estabilidad y competencia” de la Xunta frente a los pactos “diseñados en un despacho” por “un conjunto de minorías”, en referencia al Gobierno de Pedro Sánchez.
El Pazo de Raxoi albergó un acto en el que seis conselleiros, tres nuevos y otros tantos que se estrenan en sus competencias, juraron su cargo bajo la atenta mirada del presidente y de numerosas autoridades, encabezadas por el jefe del Legislativo, Miguel Santalices, además de familiares.
Hubo momentos emotivos, como las lágrimas de Rosa Quintana, la emoción de Fabiola García cuando su antecesor, José Manuel Rey Varela reconocía su labor, o cuando el hijo de esta, nueva conselleira de Política Social, de menos de dos años, exclamó “mamá” desde el fondo de la sala al escuchar su voz.

Claves de la remodelación
Antes de presidir la primera reunión del nuevo consello, Feijóo explicó las claves de la remodelación y recordó que dos años atrás Galicia “expresó en las urnas” el rumbo que “quería seguir”, con un Gobierno “estable” y fiel al programa “refrendado” por las urnas.
“Pidieron un Gobierno que gobernase, algo que tristemente se hizo extraordinario; y que lo hiciese desde el primer al último día”, subrayó, al tiempo que defendió que, si bien en este camino hubo “errores”, está convencido de que los “aciertos” fueron “más” .
“Este Gobierno no nació hipotecado, no depende de ningún interés distinto al de sus ciudadanos y no está diseñado en un despacho por un conjunto de minorías. Solo se debe a los gallegos. Ellos nos encargaron una responsabilidad y nos exigen que estemos a la altura. No rendimos cuentas ante nadie que no sea el pueblo gallego”, proclamó.
Feijóo se reafirmó en que no hubiera cambiado ningún miembro de su Ejecutivo de no ser por que José Manuel Rey Varela y Beatriz Mato le “pidieron” salir para poder pelear en las municipales de 2019 por las Alcaldías de Ferrol y A Coruña.
En este punto, garantizó que “el nivel de exigencia” para los miembros de su gabinete será “el mismo” que impuso desde que en 2009 tomó las riendas de la Xunta y lanzó una advertencia a su equipo: “Ser conselleiro no es ser jefe de nadie, sino empleado y servidor de todos y cada uno de los gallegos”.

Galicia, Galicia, Galicia
“El lema que asumí en 2016, “Galicia, Galicia, Galicia”, mantiene toda su vigencia”, proclamó Feijóo, tras la intervención de los seis conselleiros que juraron.
Todos los miembros del Ejecutivo recibieron encomiendas del mandatario autonómico, con el foco situado especialmente en el Xacobeo del año 2021. A Román Rodríguez, conselleiro de Cultura e Turismo, le trasladó que debe trabajar “con el objetivo de hacer el mejor Año Santo de la historia.
Román Rodríguez, por su parte, se comprometió a ello y dio las gracias al presidente, de quien admite haber recibido “alguna bronca muy positiva”, por la “confianza” que deposita en él.
En relación a los departamentos que dirigirán Ángeles Vázquez (Medio Ambiente, Territorio e Vivenda) y Ethel Vázquez (Infraestruturas e Mobilidade), Feijóo incidió en la importancia de aunar estas competencias.
Antes de Ethel Vázquez, quien también dijo unas breves palabras, Ángeles Vázquez se despidió de la cartera de Medio Rural con un reconocimiento a quienes combaten los fuegos. Ahora, auguró que habrá “cambios” positivos cuando su sucesor, José González, implemente las medidas aprobadas en la Cámara.
De José González, precisamente, Feijóo destacó su “rigor y capacidad de diálogo”, así como su papel en dicha comisión parlamentaria, mientras que el ya exparlamentario dio las gracias al grupo popular.
A la nueva conselleira de Educación, Carmen Pomar, el presidente le encargó continuar con la labor iniciada por Román Rodríguez y “reforzar la apuesta por la educación pública”. .
De Política Social, el jefe del Ejecutivo elogió la labor de Rey Varela, quien deja el listón “muy alto”, pero manifestó su “confianza” en que Fabiola García será capaz de cumplir con el objetivo de “seguir construyendo una Galicia mejor para nacer, para conciliar y para envejecer”. l

Feijóo pone deberes a sus conselleiros y ensalza la “estabilidad” de la Xunta