Los beneficiarios de la Risga crecen un 8,5% con respecto a hace un año

Uno de los nuevos tramos contempla un complemento para los que superen un diagnóstico de empleabilidad | javier alborés
|

La Renta de Integración Social de Galicia (Risga) cuenta este mes con 1.289 beneficiarios en la ciudad, una cifra que supone un 8,4% más que en el mismo período del año pasado.


En diciembre del pasado ejercicio eran 1.181 los beneficiarios de esta prestación económica en la ciudad, destinada a personas en riesgo de exclusión.


Durante este mes se destinarán en A Coruña 590.000 euros a los más de mil beneficiarios de esta prestación, una cantidad que unida a las del resto del año hace que la previsión de la Administración autonómica vaya a invertir más de 7 millones de euros en este aspecto.


Desde la Xunta explican que la cifra de personas que perciben esta prestación apenas sufre fluctuaciones de un mes a otro, aunque lo cierto es que en la comparativa con doce meses atrás es positiva en más de un centenar de perceptores.


Los beneficiarios de la Risga reciben de manera mensual una dotación económica, una ayuda que está acompañada de un proceso personalizado de inserción con apoyo técnico.


Con el objetivo de alcanzar a un mayor número de perceptores, así como mejorar las condiciones de aquellos que ya se benefician de la Risga, el Gobierno autonómico aprobó recientemente medidas con las que se producirá un aumento de las cuantías de esta prestación y la posibilidad de compatibilizarla con ingresos laborales.


Antes no era posible ser beneficiario de esta prestación económica si una persona no estaba en situación de desempleo, mientras que ahora el cambio impedirá que exista una pérdida de ingresos con respecto a esta renta cuando se encuentre un trabajo. 


El nuevo planteamiento permitirá que aquellos perceptores que encuentren trabajo puedan seguir recibiendo la ayuda hasta un 35% más que el salario mínimo interprofesional, una cantidad que irá descendiendo de manera progresiva hasta dejar de percibirla una vez que finalice el semestre. 
Este es uno de los dos nuevos tramos que introducirá el Gobierno autonómico, quien también añade otro de inserción con un complemento de 188 euros durante un máximo de doce meses y prorrogable por otros seis para aquellos que superen un diagnóstico de empleabilidad.


La Risga tiene una cantidad de beneficiarios superior a la renta social puesta en marcha por el Gobierno municipal hace poco más de dos años, una prestación económica que a finales del pasado mes de septiembre llegaba a unos doscientos usuarios de la ciudad, además de emplear una parte menor de los fondos totales reservados a ello.

Los beneficiarios de la Risga crecen un 8,5% con respecto a hace un año