Los desvíos de varios vuelos por la niebla cambian los planes de cientos de usuarios

20 agosto 2016 A Coruña.- Iberia es la aerolínea que más sube las cifras de pasaje a pesar del liderezgo de vueling La aerolínea ha crecido un 6,5% en lio que va de año
|

La niebla volvió a jugar el domingo por la noche y ayer en contra de Alvedro provocando hasta seis desvíos o retrasos de vuelos que afectaron a cientos de pasajeros. Ante estos problemas de operatividad de la pista volvieron a surgir voces críticas con los protocolos de aterrizaje y acercamiento que funcionan en el aeropuerto coruñés.
Al cierre de esta edición al menos seis aviones habían tenido que ser desviados a Lavacolla, Santiago, debido al mal tiempo que reinó durante casi toda la jornada en el aeródromo. Entre ellos se vieron afectados los aviones que conectan A Coruña con Madrid y Barcelona a primera hora de la mañana. El balance final de la jornada fue que centenares de viajeros, entre los que iban a bordo y los que esperaban para embarcar, sufrieron un cambio de planes que fue muy molesto. 
Algunos de los usuarios denunciaron a través de las redes sociales que habían padecido problemas por la facturación del equipaje. Asimismo se vivió un pequeño caos a la hora de distribuir a los clientes en los autobuses con destino a Santiago.

un motivo del caos  
En opinión de la Asociación Amigos de Alvedro más allá del tiempo que haga, uno de los motivos de los desvíos es la supuesta “discriminación en la que AENA tiene a Alvedro”. 
La entidad ha realizado un estudio comparativo del aeródromo coruñés con el resto de instalaciones de la red y destaca que los Procedimientos de Visibilidad Reducida (LVP) impuestos aquí son los más restrictivos. 
Entienden que es necesario desarrollar “procedimientos especiales” porque se dan condiciones de visibilidad reducida en muchas ocasiones, pero no están de acuerdo con el indicador que mide la visibilidad horizontal en pista (RVR) y el llamado techo de nubes. 
Según el informe, Vigo estaría en el rango de los peor parados pero “A Coruña es de todos los aeropuertos españoles el que activa el procedimiento LVP con unos valores más altos: RVR inferior o igual a 2.000 metros y techo de nubes interior o igual a 165 metros”.
Para los expertos con los que ha contado la plataforma para elaborar el estudio “resulta extraño” que Alvedro cuadruplique los índices de infraestructuras como las de Barcelona, Bilbao, Gran Canaria, Ibiza, Sevilla o Valencia.
Respecto al techo de nubes, cuentan que la mayoría de los aeropuertos no lo tienen en cuenta y aquellos que lo hacen lo fijan en 75 metros. Por contra, en A Coruña alcanza los 165 metros, haciendo inviables un buen número de operaciones. 
Denuncian que estas medidas se impusieron en marzo de 2013 y resaltan que lo lógico sería activar los procedimientos con una visibilidad inferior a 600 metros. “Hacerlo a los 2.000 metros es como limitar la velocidad en autopista a 50 kilómetros/hora”, dicen.
Por su parte, Alvedro, vuela más alto denunció la inacción del Ayuntamiento para ofrecer garantías a las aerolíneas.

Los desvíos de varios vuelos por la niebla cambian los planes de cientos de usuarios