La feria tradicional de Cambre se detiene entre huelguistas y presiones

El Ideal Gallego-2013-10-21-010-d6d78e23
|

El regreso de la feria tradicional de Cambre a su ubicación original no ha podido empezar peor. La amenaza de huelga anunciada hace días por un grupo de feriantes se vio cumplida a pesar de que no todos estaban de acuerdo con esta medida de presión al Ayuntamiento.
Todo sucedió a primera hora de la mañana. Como la previsión ya anunciaba lío, la concejala de Promoción Económica, Marta Vázquez Golpe, se desplazó hasta el Campo da Feira a las 07.00 horas con el fin de poder conversar con los feriantes y evitar cualquier tipo de problema en el desarrollo del evento. No obstante, esto resultó infructuoso.
Como ella misma reconoció –así como el gobierno local en un comunicado posterior–, “muchos llegaron por la mañana con la intención de montar sus puestos”, aunque, tras ser “presionados” por los convocantes de la protesta, “se vieron obligados a retirar sus productos”. De hecho, algunos de ellos ni siquiera llegaron a sacarlos de los camiones a la vista de lo que estaba sucediendo.
Desde el ejecutivo cambrés no entiende qué es lo que tanto molesta a este colectivo cuando han hecho por este traslado a la ubicación original todo cuanto debían, como sostienen. Es más, Vázquez Golpe recuerda que ha satisfecho muchas de las solicitudes de los feriantes con el fin de que el evento, que se celebra el tercer domingo de cada mes, así como el día 2 –caiga en el día de la semana que caiga– se desarrollara con normalidad.
“He negociado la bajada de tasas, el cambio en la distribución de los puestos, un párking para los vehículos (...) pero lo que no voy a negociar es dar puestos a dedo o a saltarme una ordenanza que se ha aprobado en el pleno”, subrayó.
Asimismo, insiste en que la práctica totalidad de los feriantes con antigüedad han obtenido el lugar que han pedido para su puesto, pero señaló que lo que no hará será incluir a aquellos que presentaron la documentación fuera de plazo o directamente no la presentó.
“No voy a meter a nadie a dedo. Se lo he explicado, que eso tiene un nombre y es prevaricar, cosa que evidentemente no haré”, concluyó la concejala de Promoción Económica.

La feria tradicional de Cambre se detiene entre huelguistas y presiones