La OSG se abre al este europeo en una temporada donde llevará su música por las capitales gallegas

joan company, dima slobodeniouk, ana fernã¡ndez y andrã©s lacasa presentaron la temporada susy suã¡rez
|

Dima Slobodeniouk se estrenará el 4 de octubre con “Sinfonía clásica”, del ruso Serguei Prokofiev. La obra, lejos de ser coincidencia, dice mucho de la intención del nuevo director de la OSG, que pretende acercar su cultura a un público que tendrá la oportunidad de ver a la formación en 28 nuevas incursiones al repertorio. Dos de las cuales serán estrenos en España. En concreto, se podrá oír por primera vez el “Concierto para violín y Expo”, de los nórdicos Esa Pekka Salonen y Magnus Lindberg.
La nueva temporada de la Sinfónica se presenta como una ensaladera en la que los nuevos valores se mezclan con artistas ya consolidados que respiran del otro lado de Europa donde Slobodeniouk se alimentó como es el caso de la soprano finlandesa Helena Juntunen.
El aliño lo pondrá precisamente el maestro que dirigirá la OSG nueve veces con la selección de la pieza “Rapsodia sobre un tema de Paganini”, de Rachmaninov, y el guiño a compositores norteamericanos como Samuel Barber o John Adams, o incluso con el encargo que él mismo le pidió a Sebastian Fagerlund, “Isola”, hace tres años. Son perlas en medio de una temporada 2013-2014 en la que la Sinfónica hará honor a su apellido y paseará su música por Santiago, Vigo, Pontevedra y Ferrol después de llegar a un acuerdo con las sociedades filarmónicas de estas ciudades, la Fundación Novacaixagalicia y el Auditorio de Galicia compostelano.
La programación incluirá sorpresas como la visita en marzo del director Stalisnaw Skrowaczewski, que sigue en activo a los 90 años. El nuevo calendario de conciertos supondrá el debú de otros como Leonard Slatkin, Robert Spano, Lawrence Renes y Michail Jurowski junto a nuevos valores que se suman al conjunto como David Afkham, Michele Mariotti, Lionel Bringuier e Ilych Rivas. Otros como Andrew Litton, Jun Markl o José López Cobos repetirán. En una transición donde Víctor Pablo Pérez volverá en cuatro ocasiones.
Entre todos cocinarán un cóctel que tendrá mucho de piano con referentes como Paul Lewis, Michel Camilo o Rafal Blechacz y también de violín con Midori, Isabelle Van Keulen e Ilya Gringolts. Además, la OSG ventilará sus talentos. Les pondrá la etiqueta de solistas en actuaciones en las que sonará el violín de Vladimir Prjevalski, los violonchelos de David Etheve y Rouslana Prokopenko, así como el del ex miembro David Fernández.
El primer año de Dima al frente de la Sinfónica se aderezará con música de Strauss, del que se celebrará el 150 aniversario en 2014, de Stravinski y Bela Bartok, pero también de autores del país como es el caso de Juan Durán, Fernando Alonso, Octavio Vázquez y Fernando Buide.
El gerente de la OSG, Andrés Lacasa, explicaba que el proyecto que empieza “nos llena de ilusión” y parte de una base amasada por Víctor Pablo Pérez. Como novedades, se amplía a 22 el abono de los viernes con diez citas los sábados, que se adelantan a las 20.00 horas.
La Sinfónica le dedicará dos programas a Antón García Abril y contará con sus coros. En este sentido, el director Joan Company invitaba a que se incorporaran nuevas voces en el seno de la OSG, “que es algo más que una orquesta”.

el mozart, en horas bajas
Lacasa admitía ayer que el festival Mozart no está teniendo la repercusión esperada a nivel de espectadores: “El público baja en comparación con el resto de la temporada”. Por esta razón, el certamen lírico será una de las cuestiones a estudiar entre Slobodeniouk y él después de que “la razón por la que se creó, que es la ópera, ya no está”.
La intención es darle una vuelta a la actividad para ver “qué se puede hacer para que evolucione y se convierta en un festival útil”. Por otra parte, el responsable valoraba positivamente la iniciativa de mecenazgo presentada hace unos meses.

La OSG se abre al este europeo en una temporada donde llevará su música por las capitales gallegas