El concurso de Pescanova hace temer la exigencia de provisiones a la banca

luis maría linde posa durante su participación en un acto oficial efe
|

La difícil situación que atraviesan empresas como Pescanova ha llevado a los directivos de las entidades financieras a contemplar la posibilidad de que el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, exija nuevas provisiones al sector.

En declaraciones que recoge el diario “Expansión” en su edición digital, fuentes del mundo de las finanzas, expresaron este temor de la banca española. Una vez que ya ha cumplido con los dos decretos del Gobierno para limpiar sus balances de la exposición al ladrillo, los presidentes de las entidades finacieras temen un nuevo decreto basado en la morosidad que afloraría de los créditos y refinanciaciones de compañías como la multinacional gallega.

 

incertidumbre

La empresa que dirige Manuel Fernández de Sousa-Faro está en preconcurso y tendrá que revisar sus cuentas de 2012 para aclarar su información financiera sobre la realidad de su deuda. Las principales entidades españolas figuran entre los mayores acreedores de la multinacional, cuya suspensión de pagos podría añadir incertidumbre a los balances bancarios.

El rumor sobre las nuevas exigencias del Banco de España ya se había oído antes.  Cuando Reyal Urbis declaró su concurso se apuntaba a que las exigencias procederían nuevamente desde el Gobierno. Tampoco se descarta ahora, como se hizo entonces, que sea Bruselas quien exija dotaciones al sector para evitar un rebrote de las dudas surgidas el verano pasado que culminaron con la solicitud de ayuda a la UE para recapitalizar a parte de la banca.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, negó en varias ocasiones que el Gobierno ultime un nuevo decreto en este sentido. Ahora bien, el sector cree que la nueva vuelta de tuerca a las cuentas de las entidades será esta vez a iniciativa del Banco de España.

Las fuentes precisan que la banca está “muy preocupada” ante la posibilidad de que Linde recurra a sus competencias sobre provisiones y que plasme las nuevas exigencias a través de una circular.

De esta forma, el alivio de los grandes banqueros de cara a los resultados a partir de este año, tras absorber las dotaciones de los dos decretos para cubrir la exposición inmobiliaria, se desvanecería y quedaría en un simple espejismo. “Guindos se apropió de las competencias del Banco de España para dictar sus decretos, ahora podría ser el regulador el que las retomara”, resumen las fuentes.

El concurso de Pescanova hace temer la exigencia de provisiones a la banca