La Xunta ve en una “situación estable” de la pandemia mientras bajan los casos pero suben los ingresados

Varias personas, en una terraza de Ourense | brais lorenzo
|

La directora general de Salud Pública de la Xunta, Carmen Durán, hizo ayer un llamamiento a la prudencia pese a los datos que muestran que Galicia se encuentra en una “situación de estabilidad” en el manejo de la pandemia.  

Esta especialista, que en rueda de prensa hizo un repaso de la evolución epidemiológica en la Comunidad, indicó que cada decisión, bajo el asesoramiento del comité clínico, se toma teniendo en cuenta una amplia batería de indicadores, de modo que no solamente se circunscriben a la incidencia acumulada.

Asimismo, pidió “cautela”, con todo, porque hay un fin de semana por medio y toca esperar.

En este sentido,  las autoridades sanitarias observan “cierta mejoría”, con una “disminución ligera” de las cifras y, entre las ciudades, destacan la buena evolución de Lugo.

Mientras, Vigo y Ourense, están “estables”, afirmó Carmen Durán, aunque la primera de ellas con “tendencia descendente” y la segunda, la única urbe sin limitación perimetral, “ascendente”. Pontevedra, con 160 casos por 100.000 habitantes, está “absolutamente estable”.

No obstante, el incremento de contagios en la capital gallega preocupa al comité clínico que asesora a la Xunta en la gestión de la pandemia porque no está “identificado” el motivo que pueda estar provocando ese aumento.  

El conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, lo expuso ayer así en una rueda de prensa, tras la larga reunión mantenida por el mencionado órgano de expertos el pasado lunes.

Del mismo modo, destacó que el porcentaje de positividad de las PCR se sitúa por debajo del 5% recomendado por la OMS para el control de la pandemia y que el índice reproductivo está “cerca de 1”, aunque “no por debajo”.

Por su parte, el gerente del Sergas, José Flores, señaló que no ve incrementos que hagan sospechar de una mayor presión hospitalaria en Galicia por el Covid-19 y sí en cambio una situación asistencial “buena”, pese a tratarse de un “momento” que hay que “analizar con prudencia”.

 

Bajada de positivos diarios

A nivel autonómico, el número de casos de Covid-19 detectados en Galicia descendió hasta los 202 positivos (66 menos), aunque la presión hospitalaria volvió a crecer ligeramente, con tres ingresados más hasta los 357.

Según informó Sanidade, en las últimas 24 horas se hicieron de 6.857 PCR, las mismas que en la jornada anterior, que dejan una tasa de positividad en el 2,4%.

En esta línea, el área de Santiago-Barbanza sigue siendo la que cuenta con mayor número de hospitalizados, un total 80 (dos menos). De ellos, siete están en la UCI, uno más.

Asimismo, cuatro personas murieron ayer con Covid-19, por lo que Galicia suma 1.350 fallecimientos desde el inicio de la pandemia, según datos de Sanidad.  

Los decesos son los de un hombre de una mujer de 95 años en el HULA, en Lugo; una mujer de 83 en la clínica Povisa de Vigo, y un hombre de 88 años y una mujer de 83 en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS).  

Por otro lado, el número de usuarios con Covid en residencias de mayores descendió ayer a 104, lo que supone una disminución de cuatro casos activos.

Los nuevos datos confirman una tendencia a la baja porque a pesar de que se detectaron 10 nuevos positivos, se curaron 11 ancianos y fallecieron otros dos en el Asilo Vilalba (Lugo).

Además, los centros educativos de Galicia contabilizaron ayer 857 casos activos, diez menos, mientras que las aulas cerradas bajan a 55, once menos.

La Xunta ve en una “situación estable” de la pandemia mientras bajan los casos pero suben los ingresados