Los fundadores de Mulleres Colleiteiras acusan a la Marea de entorpecer la evolución del plan con burocracia

El Ideal Gallego-2019-05-05-009-83d39a06
|

La segunda edición de la Feira de Economía Social organizada por el actual Gobierno local ayer en la plaza de España tuvo sus luces, por dar a conocer otros modelos de actividad económica, pero también sus sombras, cuando la ONG Arquitectura sin Fronteras, que fue el germen de la cooperativa de trabajo social Mulleres Colleiteiras, denunció múltiples trabas burocráticas y de licitaciones por parte de la Marea. 

En el marco de la feria se compartió la experiencia de un grupo de mujeres que han podido conseguir un sueldo y desarrollarse profesionalmente a través del programa Mulleres Colleiteiras, pero el voluntario de Arquitectura sin Fronteras Juan Aradas no quiso dejar pasar la oportunidad de aclarar algunas problemáticas con las que se han encontrado en los últimos años para el desarrollo de esta actividad. 

Más allá de acusar al Ejecutivo de Marea Atlántica de “facer o mesmo que o PP e o PSOE”, y de que la convocatoria de la cita de ayer era “un medio paripé porque despois todo o ano fan moi pouco ou nada por favorecer” a las cooperativas. Así, aseguró que el partido de gobierno trató de “boicotear” la iniciativa “mandando a xente que ía nas listas a falar cos maridos para que non as deixaran ir a traballar”, dado que en plantilla predomina la etnia gitana. 

Fuera del concurso 
Sin embargo, para Aradas lo más grave es que el Consistorio dejara fuera a esta entidad del concurso para encargarse de la limpieza de los contenedores en los que se recoge el aceite. “Todo o 2018 fixérono gratuitamente e nos pregos só permiten presentarse a centros especiais de emprego”, lamentó, pues las cooperativas no entraban en la licitación. 

A pesar de alegar al resultado no hubo marcha atrás y como la empresa ganadora del concurso tenía distintos problemas, la tarea sigue en el aire. “A día de hoxe estamos esperando que poñan un renglón no que aparezan as cooperativas sen ánimo de lucro”, resumió, lamentando la actitud de la Concejalía de Medio Ambiente. El concejal de Empleo y Economía Social, Alberto Lema, aclaró que el tipo de contrato no permitía incluir a las cooperativas pero que hubiese sido algo acertado usando otra fórmula. 

Política en duda
Desde el punto de vista de la ONG, el equipo de Gobierno, salvando a Lema, “non ten ningún tipo de comunicación; era máis fluida a relación con Negreira e Miguel Lorenzo” del PP. 

Asimismo, Aradas denunció que el área de Servicios Sociales “impediu crear unha cooperativa de chatarra para os homes” dos poboados, por lo que denunció las estrategias para acabar con estos asentamientos.

Los fundadores de Mulleres Colleiteiras acusan a la Marea de entorpecer la evolución del plan con burocracia