Barcón critica que el consistorio cobre 125 euros en 2012 por cada boda que se celebre en María Pita

|

redacción > a coruña
  La aprobación de los impuestos y las tasas fiscales del Ayuntamiento no pasa desapercibida para los grupos de la oposición. Así, si la portavoz del PSOE lamentaba ayer que el alcalde, Carlos Negreira, quiera cobrar 125 euros por casarse en los salones del palacio municipal, “imponiendo una tasa por primera vez en el Ayuntamiento”, el portavoz del BNG, Xosé Manuel Carril, calificaba de “tomadura de pelo” las nuevas ordenanzas, y alertaba de un aumento en determinadas tasas.
Mar Barcón aplaude que el gobierno local amplíe el horario de bodas a los viernes por la tarde, ya que “los sábados se hacían insuficientes para atender la demanda”, pero también advierte de que “si Negreira no rectifica, aquellas parejas que ya han reservado fecha para 2012 tendrán que abonar esta cantidad que por primera vez se cobra”.
Por su parte, Carril asegura que en tarifas como las correspondientes a los servicios de ayuda y comida a domicilio, y en el programa de teleasistencia, se incrementan los precios municipales en un 3,5%. Lo mismo ocurre, tal y como sostienen, en las correspondientes al complejo deportivo de San Diego, donde suben hasta un 6,25%. El nacionalista también denuncia el pago fraccionado del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), al que pueden acogerse de forma voluntaria los coruñeses. “O que non di Negreira é que en realidade é o veciño ou veciña o que fai é anticipar seis meses o pago do 50% do imposto”, sostiene.

Barcón critica que el consistorio cobre 125 euros en 2012 por cada boda que se celebre en María Pita