El Parlament rechaza investir a Artur Mas por segunda vez tras el ‘no’ de la CUP

Catalan acting President Artur Mas addresses members of parliament during an election session for the new president in the Catalan regional parliament in Barcelona, Spain, November 12, 2015. Spain's Constitutional Court blocked Catalonia's attempted seces
|

El Parlament rechazó ayer por segunda vez esta semana investir de nuevo en el cargo al presidente de la Generalitat, Artur Mas, ya que la CUP ha mantenido su negativa a dar sus votos porque se opone a que este sea reelegido.
El cómputo de los votos fue el mismo que en la sesión del martes, en la primera votación. La candidatura de Mas ha recibido el apoyo de los 62 diputados de Junts pel Sí y el rechazo de los 73 parlamentarios de la oposición: Ciudadanos, PSC, PP, SíQueEsPot y la CUP.
Artur Mas intentó una aproximación a la CUP ofreciendo ceder poder en tres vicepresidentes y someterse a una cuestión de confianza en diez meses, pero el líder parlamentario de la CUP, Antonio Baños, lo rechazó, aunque precisando que es “un ‘no’ tranquilo” y se abren a seguir negociando.
El presidente en funciones ironizó con que hubiera preferido “un ‘sí’ intranquilo a un ‘no’ tranquilo”, y apremió a la CUP a encontrar un pacto en los próximos días y no demorar el acuerdo hasta la fecha límite: el 9 de enero.
“Cada día que pasa es un día en contra del mandato que recibimos en las urnas”, advirtió Mas a Baños, al que también avisó de que JxSí ha dado un paso con el ofrecimiento de las tres vicepresidencias y la cuestión de confianza, por lo que ahora espera que la CUP dé otro para desbloquear la situación.
Baños replicó que “el mandato democrático era la independencia y no un nombre”, insistiendo en que Mas no puede ser presidente, el gran escollo que separa JxSí de la CUP y que paraliza la investidura.

oposición
El resto de la oposición criticó en el pleno de ayer los ofrecimientos de Artur Mas a la CUP. En este sentido, Inés Arrimadas (C’s) lo vio como un artificio; Miquel Iceta (PSC) acusó al presidente de querer serlo “a cualquier precio”, y Xavier García Albiol (PP) le afeó que deba suplicar al partido de Baños.
Lluís Rabell (SíQueEsPot), por su parte, interpretó que los problemas entre los grupos soberanistas evidencian que “en el fondo no hay una realidad social para la desconexión”, y pidió recomponer una mayoría para así reclamar la celebración de un referéndum al Estado.
Al finalizar el pleno, Carme Forcadell anunció que próximamente abrirá una nueva ronda de contactos con los distintos grupos parlamentarios con el objetivo de proponer un nuevo candidato a la Presidencia, que podría volver a ser Artur Mas.

El Parlament rechaza investir a Artur Mas por segunda vez tras el ‘no’ de la CUP