La ONU pide a América Latina eliminar la penalización de la transmisión del VIH

América Latina y el Caribe, donde viven unas 1,4 millones de personas con VIH, destinó unos 1.950 millones de dólares a la lucha contra el sida entre 2007 y 2011, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
|

La ONU pidió hoy a América Latina y el Caribe que eliminen la penalización de la transmisión del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y reconozcan el derecho a la confidencialidad como vías para combatir la discriminación y el estigma relacionados con la epidemia.

La ONU lanzó ese exhorto al conmemorarse este domingo el Día Mundial de la lucha contra el sida, establecido hace 25 años, bajo el lema "cero discriminación".

En un comunicado divulgado en Panamá por la oficina para América Latina y el Caribe de ONUSIDA, ese organismo y el Centro regional del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo reconocen la tendencia en la región a eliminar aquellas leyes que penalizan la trasmisión del VIH, y exhortan a los Estados a profundizarla.

"Está claro que aún queda mucho por hacer", señalaron ambos organismos, y alertaron de que 10 países de la región mantienen leyes sobre VIH y sida "que pueden poner en riesgo el tratamiento, la prevención, el apoyo e inclusive criminalizan el VIH y no protegen el derecho a la confidencialidad".

Las leyes que criminalizan el VIH en vez de dar protección potencian la vulnerabilidad, ya que obstaculizan el acceso a las herramientas de prevención y tratamiento, desincentivando a las personas a acudir a los servicios de salud por temor a verse perseguidas penalmente, y exacerban las desigualdades sociales, argumentó la ONU.

"ONUSIDA y PNUD hacen un llamado a los Estados, a la sociedad civil y a los organismos internacionales a revisar sus marcos jurídicos con leyes que eliminan la criminalización de la transmisión del VIH y la exposición y reconocen el derecho a la no revelación del estado acerca del VIH", indicó el comunicado oficial.

Añadió que la prevención, el tratamiento y la atención sanitaria ligada al VIH, así como la protección y la promoción de los derechos humanos de quienes viven con él, son responsabilidad de todos.

América Latina y el Caribe, donde viven en tono a 1,4 millones de personas con VIH, destinó unos 1.430 millones de euros a la lucha contra el sida entre 2007 y 2011, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El 75 % de las personas que padece de sida y necesita tratamiento antirretroviral en América Latina y el Caribe lo recibe, lo que convierte a la región como la de mayor cobertura del mismo, según la OMS y la oficina regional de ONUSIDA.

La ONU pide a América Latina eliminar la penalización de la transmisión del VIH