Los madidistas, a disipar las dudas que despierta su fútbol a domicilio

El francés Varane (d) no disputará el partido de esta tarde José A. García
|

 

El Real Madrid se mide al Málaga en La Rosaleda con el ánimo por las nubes y con la intención de mantenerse en la pelea por la competición liguera.
Los de Zinédine Zidane volverán a jugar lejos del Santiago Bernabéu donde el equipo blanco no está terminando de encontrarse cómodo. Un empate ante el Betis y una victoria ‘in extremis’ ante el Granada es el balance desde que el técnico galo aterrizara en el banco merengue.
La ‘BBC’ continúa sin un Gareth Bale que sigue en la enfermería tras recaer de su lesión en el sóleo. El que sí está en condiciones es Cristiano Ronaldo. El luso ha puesto fin a una sequía goleadora lejos del Bernabéu tras marcar el miércoles ante la Roma que duraba desde noviembre y vuelve a La Rosaleda, un estadio donde ha hecho seis goles.
El equipo viaja a Málaga sin dos de sus centrales; Pepe, que sigue recuperándose de su fascitis plantar y Raphaël Varane, que debe cumplir sanción, dejarán su puesto en el eje de la zaga a Nacho junto a Ramos. Zidane no está preocupado por esta situación y ha destacado que el joven central “compite muy bien”.
Donde sí podría tener un problema en el futuro más inmediato sería en la acumulación de tarjetas. Tanto Sergio Ramos como Carvajal están a una sola de cumplir ciclo, y de verla ante el equipo andaluz, se perderían el partido que la próxima semana disputarán en el Santiago Bernabéu ante el Atlético, donde estará en juego la segunda plaza de la clasificación.
Enfrente estará un Málaga que ya sabe cómo ponerle las cosas difíciles al conjunto capitalino esta temporada. Así, en el encuentro de la primera vuelta, los andaluces sacaron un valioso punto del Santiago Bernabéu tras el empate sin goles en septiembre, con uno menos debido a la expulsión de Amrabat en la parte final del encuentro.
El técnico malaguista ha afirmado que sus opciones pasan por “estar acertados en defensa” y por “el empuje de la afición”. “En el partido de ida en Madrid sufrimos para empatar y ahora también habrá que estar acertados en defensa”, indicó.
En la última sesión preparatoria, Javi Gracia ha podido disponer de Atsu y Tissone, además de Juankar, que solo estuvo en los primeros minutos del entrenamiento, aunque ninguno de los tres ha entrado en la convocatoria. Tampoco estarán Juan Carlos ni el ‘Chory’ Castro.

Los madidistas, a disipar las dudas que despierta su fútbol a domicilio