Arribas, el nuevo Ribera

|

Las molestias musculares que arrastró en la presente semana después de haber recibido un duro golpe en un gemelo ante el Sporting parecen cosquillas para Alejandro Arribas. Un central a la vieja usanza, muy al estilo José Luis Ribera, que no se perderá la cita ante el Betis salvo un contratiempo mayúsculo.
En la presente temporada ya dejó constancia ante el Villarreal que se trata de un ‘tipo duro’ dentro del vestuario coruñés; ni siquiera un puñetazo flagrante en su cara a cargo de Areola pudo impedirle concluir un partido.
En su alocución ante los medios de comunicación de ayer dejó constancia de que tratará por todos los medios de seguir ayudando al equipo en la Liga.
“Para perderme yo un partido, muy complicado lo tengo que tener y algo grave tiene que pasar porque no suelo perderme uno”, expresó, al tiempo que celebra lo bien que está respondiendo esta temporada en el Depor.
“Está claro que sorprendido no estoy porque sé el trabajo que hago, lo que estoy entrenando, lo que doy en cada encuentro; para mí cada uno es el último, porque nunca sabes lo que puede ocurrir... Sé que me faltan otras cosas y hay que aprovechar las que tienes, una de mis virtudes es estar concentrado y trato de explotarla al máximo”, expuso el zaguero madrileño, que puso en relieve su excelente acoplamiento con el otro central titular esta campaña, el brasileño Sidnei Rechel. 
“Somos muy diferentes y eso también es muy bueno porque lo que le falta a uno lo suple el otro. Nos compenetramos fenomenal y todo el equipo echa una mano en defensa”, agregó.
El ‘14’ deportivista, que bromeó también con su ‘bajísima’ cláusula de rescisión, considera que el equipo se hizo acreedor a la victoria en El Molinón pero no supo transformar su dominio en goles y en tres puntos.
“Ellos empezaron muy fuerte, esa amarilla que recibí vino por un error nuestro en la salida del balón, pero es lo que propone el equipo, el riesgo que asume y mejor una amarilla que una acción de gol. Ellos nos metieron un gol de suerte, si no da en Juanfran, ‘Poroto’ atrapa la bola. Nosotros en global fuimos un poco superiores, por ocasiones, más que por juego, ellos en segunda parte también bajaron la presión y eso nos llevó a tener ocasiones claras como las de Lucas y Luis, que no estuvieron acertados como otros días, pero el equipo estuvo bien, mantenemos distancias con los de abajo”, concluyó.

Arribas, el nuevo Ribera