Fayçal Cheffou tiene una coartada para el momento de los atentados de Bruselas

Damage is seen inside the departure terminal following the March 22, 2016 bombing at Zaventem Airport, in these undated photos made available to Reuters by the Belgian newspaper Het Nieuwsblad, in Brussels, Belgium, March 29, 2016. Het Nieuwsblad via
|

El sospechoso que fue inicialmente inculpado por delitos de terrorismo –al ser considerado el tercer yihadista en el aeropuerto de Bruselas–, pero finalmente puesto en libertad el lunes, presentó una “coartada” creíble que le situaba en su casa en el momento de los atentados, según informó su abogado.
La Fiscalía federal informó el lunes de la puesta en libertad de Fayçal Cheffou, porque los indicios que llevaron a su arresto, el viernes en las inmediaciones de la propia Fiscalía, “no se vieron sustentados con la evolución de la investigación”.
El abogado de Cheffou, Olivier Martins, explicó que el sospechoso aportó una “coartada” basada en varias llamadas telefónicas recibidas en su domicilio en el momento del atentado en el aeropuerto de Bruselas.
Martins también reveló que la altura que se atribuye al sospechoso grabado por las cámaras de seguridad del aeropuerto no corresponde con la Cheffou, de quien tampoco se encontraron huellas ni en el lugar de los hechos, ni en el apartamento del barrio de Schaerbeek en el que presuntamente se planeó el ataque. La Policía belga da por muertos a dos de los tres terroristas que atentaron el pasado día 22 en el aeropuerto de Bruselas, pero mantiene la búsqueda del tercer terrorista, camuflado bajo un gorro de lluvia en las imágenes captadas por las cámaras del aeródromo.
Según los investigadores, el tercer yihadista no se inmoló como sus compañeros, sino que dejó en la terminal de salidas del aeropuerto una bolsa con una fuerte carga explosiva y huyó.
La investigación busca a un segundo sospechoso que también se habría dado a la fuga tras el atentado, una hora después, en la estación de metro de Maelbeek.   El servicio de metro de Bruselas se reanuda hoy excepto precisamente en la estación de Maelbeek. Los autobuses y trenes también funcionarán. Solamente la línea 12 de autobús, que lleva al aeropuerto internacional de Zaventem, el otro escenario de los atentados, estará suspendida. El aeropuerto permanecerá cerrado, a la espera de que se implementen nuevas medidas de seguridad.

32 muertos
Por otro lado, la ministra de Sanidad de Bélgica, Maggie de Block, rebajó ayer a 32 el número de personas fallecidas en los atentados. “Después de una verificación en profundidad, el número de víctimas mortales baja a 32. Aún hay 94 personas en el hospital”, escribió De Block en su cuenta oficial de Twitter. Mientras, la comisión de lucha antiterrorista de la Cámara de Diputados belga aprobó ayer por unanimidad varias medidas para reforzar la lucha antiterrorista, incluido levantar la prohibición de realizar redadas entre las 21.00 horas y las 05.00 horas. Hasta ahora solo era posible para la Policía registrar lugares privados en ese intervalo de tiempo en casos muy limitados, como un incendio o delito flagrante.
El Gobierno belga anunció que procedería a estos cambios después de que los primeros registros tras los atentados del 13 de noviembre en París evidenciaran las limitaciones de las normas actuales para la lucha antiterrorista.
Por su parte, el Parlamento federal belga decidió elevar su seguridad a niveles de máxima alerta, pese a que las autoridades competentes mantienen una escala por debajo (3 de 4) el nivel de riesgo de amenaza terrorista en todo Bélgica. 
El órgano que analiza la amenaza “confirma y recuerda” que el nivel de riesgo “está fijado en 3, lo que significa que la amenaza es grave y verosímil”, informó el Centro de Crisis belga.

Fayçal Cheffou tiene una coartada para el momento de los atentados de Bruselas