Exhausto en Valdoviño al intentar llegar a la costa a remo

|

“No tenía ni cartas náuticas ni GPS”, destacan fuentes de la investigación. Otros añaden que tampoco radio. Conforme se conocen más detalles de las circunstancias que rodearon la tragedia, más claro parece que la conducta de Landsman no fue la de un navegante prudente. Se hizo a la mar sin muchos de los equipos que hoy en día, en España, son obligatorios para las pequeñas embarcaciones. Tampoco llevaba el folio o documentación, que también es obligatoria para los barcos españoles, hecho que llevó a los servicios de emergencias a pensar desde un primer momento que la embarcación era extranjera.
Pero lo que demuestra el carácter temerario del británico es que continuó adelante a pesar de que el  jueves tuvo que abandonar el barco tras quedarse sin motor al descargarse las baterías y remar en un lancha neumática hasta la playa de los Curas, en Valdoviño, donde fue rescatado por efectivos de Guardia Civil, Protección Civil y unos mariscadores. Tras recargar temporalmente las baterías con unas pinzas, y cuando ya estaba rumbo a Cedeira, se quedó sin combustible frente al arenal de Pantín y Salvamento Marítimo tuvo que remolcarlo a puerto. Al día siguiente, viernes, se hizo a la mar, y el domingo sufrió su tercer y fatal accidente. n redacción

Exhausto en Valdoviño al intentar llegar a la costa a remo