El alcalde no entiende que se rechace su disculpa por la alfombra floral

el ideal gallego-2018-10-17-006-7e730303
|

Con esta misiva, el alcalde considera finalizada la grave polémica. En realidad, para él, se dio “carpetazo” al asunto en el mismo momento que la concesionaria del servicio de limpieza, Cespa, asumió el error en solitario y el Ayuntamiento no dio instrucciones en ese sentido: “Outra cosa é que esa aclaración non teña repercusión e non se admite por cuestións que a min se me escapan, pero que non teñen que ver coa obxetividade dos feitos”. 
El regidor recuerda que en la carta que remitió vuelve a explicar lo ocurrido y que le ofrece unas disculpas, pero además, la Concejalía de Medio Ambiente ha querido también explicar “un pouco mais polo miúdo” lo que pasó y también lo hará de Cespa. Para Ferreiro, son las explicaciones que se merecen. “En canto si o satisfán, non depende de quen as da, senón de que as recibe”, concluyó. 
El presidente de la asociación Faro de Monte Alto, Antonio Gómez Bellón, reconoció que ya tiene ambas cartas, que habían sido remitidas a la sede de la entidad. Sin embargo, como no había nadie para recibirlas, y tratándose de correo certificado, no pudo hacerse con ellas hasta ayer por la tarde, sin que haya tenido tiempo para leerlas convenientemente ni presentar su contenido a la junta directiva. 
O un error o un atentado 
Hay que recordar que Gómez ya había recibido explicaciones del Ayuntamiento en varias reuniones que se habían celebrado tras el incidente, y nunca se había mostrado satisfecho con ellas. Tras uno de esos encuentros, el presidente de Faro de Monte Alto confesó: “Me preguntaron si creía que aquello fue un error y yo le dije que me tenían que disculpar, pero que no”. El sigue calificando lo ocurrido de “atentado” o de “sabotaje”. 
Ese mismo día, había recordado que la celebración había sufrido ya otros reveses, como el hecho de que el anterior Gobierno local dejara de considerarlo día festivo o que esta Corporación se negara a participar en las celebraciones, como viene siendo tradicional, alegando la confesionalidad del Gobierno local. 
Además, está el problema es que dicha subvención no se había materializado a principios de semana. El Ayuntamiento debería aportar 8.000 euros, pero estos todavía no han sido ingresados en la cuenta de la asociación para pagar parte del material, como los diez mil claveles que se emplearon en el tapiz floral.

El alcalde no entiende que se rechace su disculpa por la alfombra floral